Pacientes alérgicos al látex en quirófano

Alergia al látex en quirófano: El látex es una savia lechosa que se obtiene por la industria del árbol Hevea brasilensis y del Parthenium argentatum. Esta savia contiene numerosas proteinas y péptidos que confieren a la goma sus propiedades elásticas, muchas de las cuales han podido ya caracterizarse como sus alergenos mayores y menores. La incidencia de reacciones anafilácticas en pacientes bajo anestesia general es aproximadamente de 1 por 5000 a 1 por 25000, con una mortalidad del 3.4%, durante las intervenciones quirúrgicas se rompen las barreras tisulares favoreciendo la absorción de las proteinas del latex. La incidencia de las reacciones anafiláticas al latex durante la cirugía no ha sido bien establecido, aproximamente el 10% de las anafilaxias perioperatorias son causadas por alergia al látex.

Puntuación de los usuarios:

Valoración 9.2 9.2 basado en 87 opiniones

el quirofano


El quirófano


  • Pacientes alérgicos al látex en quirófano


    En la población general la prevalencia de alergia al látex se situa en alrededor del 1%, sin embargo, en Europa, entre los empleados de la sanidad testados con pruebas cutáneas, se ha encontrado una prevalencia que varía entre el 2.8 al 10.7%.

    En estos últimos años la alergia al látex ha ido adquiriendo una gran relevancia como problema sanitario. La alta prevalencia en determinados grupos de riesgo y la gravedad de las reacciones que puede producir nos obliga a realizar un abordaje pormenorizado de esta patología.

    Alergia al látex en quirófano: Definición de látex


    El látex o goma natural es un producto vegetal procesado, cuya fórmula química es cis-1,4-poli-isopreno. Se obtiene a partir de la savia lechosa del árbol del caucho Hevea brasiliensis, una Euphorbiacea originaria del Brasil. Gracias a sus propiedades elásticas, se utiliza para elaborar numerosos productos médicos y de uso cotidiano, como los guantes, preservativos, globos y otros objetos.

    Alergia al látex: Listado de productos que pueden contener látex. Ambientes y alimentos con reactividad cruzada al látex


    El síndrome látex-frutas: Aproximadamente la mitad de los pacientes alérgicos al látex muestran alergia asociada a determinados alimentos. A su vez, la mitad de estas reacciones a alimentos se manifiestan como anafilaxia sistémica, repartiéndose la otra mitad entre "Síndrome de alergia oral", urticaria y/o angioedema. Los alimentos más comúnmente implicados son el plátano (28%), el aguacate (28%), la castaña (24%) y el kiwi (20%); y con menos frecuencia la papaya, nuez, higo, fruta de la pasión, mango, patata, tomate, etc., si bien la proporción varía según el consumo relativo de dichos alimentos en cada zona.
    Alergia al látex: Listado de productos con látex

    Alergia al látex en quirófano: Las reacciones alergicas al látex


    Las reacciones alergicas al látex pueden expresarse clinicamente de forma muy variada y se pueden dividir en las mediadas por IgE que son reacciones inmediatas y las tardías o mediadas por mecanismo tipo IV. Entre ellas están: urticaria, prurito, exantema, rinitis, broncoespasmo, conjuntivitis, shock anafiláctico (es el más grave), dermatitis de contacto, entre otras.

    Alergia al látex en quirófano: Epidemiología


    La alergia al látex constituye hoy en día un problema médico importante que afecta cada vez a un mayor número de pacientes. La primera descripción de hipersensibilidad inmediata por látex se realizó en Alemania en 1927, apareciendo la siguiente en 1979, pero es a partir del año 1989 y coincidiendo con las recomendaciones internacionales para evitar el contagio del VIH que conllevaron un gran aumento en la utilización de guantes y preservativos de látex, cuando la alergia al látex se ha convertido en una verdadera epidemia con una morbimortalidad muy importante. Existen varias explicaciones para este aumento:
    • Uso masivo de guantes a partir de la publicación de las recomendaciones CDC para la prevención de la transmisión del VIH y de otras enfermedades infecciosas.
    • El aumento de la demanda, supuso un incremento de fabricantes mayoritariamente en Asia y menos en Europa y Norte-América, que produjeron guantes de menor calidad, probablemente más alergénicos.
    • Un mejor conocimiento y diagnóstico de este problema clínico.

    La alergia al látex no es una patología muy frecuente, sólo el 1% de la población general la padece. Sin embargo existen 2 grupos de riesgo bien diferenciados:

    1.- Entre lo profesionales sanitarios, el riesgo de presentar alergia al látex varía entre el 2,5% y el 25% según los autores, variabilidad que puede deberse a la población estudiada, al país donde se realizó y al método utilizado para diagnosticar la hipersensibilidad tipo I. El riesgo de alergia al látex entre otros profesionales varía en función de la frecuencia e intensidad de la exposición; la probabilidad es mayor entre los que trabajan en los quirófanos donde la exposición al látex es muy superior (10,7%), frente al 2% registrado entre los que ejercen en otras áreas de hospital. Le siguen en riesgo los trabajadores de la industria del látex.

    2.- Los niños con espina bífida o con anomalías urogenitales requieren múltiples operaciones y cambio frecuente de sondas, por los que el riesgo de desarrollar alergia al látex es mayor que el de la población general. La prevalencia en este grupo varía del 10% al 60% según las series.

    Alergia al látex en quirófano: Diagnóstico de la alergia al látex


    El diagnóstico se basa en la historia clínica. De hecho, la identificación de pacientes en situación de riesgo es fundamental antes de realizar actos médicos que supongan una exposición al látex. En general, se considera historia sugestiva de alergia al látex, cualquier reacción inmediata (desde minutos hasta 1 hora) compatible con alergia tipo I en relación con la exposición a productos de látex. El síntoma con mejor valor predictivo positivo para el diagnóstico, es la urticaria local de contacto que se presenta de forma inmediata en relación con la utilización de guantes de látex. En los niños, es muy sugestivo el angioedema peribucal inmediato tras inflar globos de látex. También hay que considerar como sugestivo los antecedentes de anafilaxia intraoperatoria o de anafilaxia en el transcurso de exploraciones con guantes o sondas de látex; así como los antecedentes de reacciones adversas inmediatas en relación con la ingestión de alimentos como los plátanos, castañas, aguacates o kiwis.

    Ante la sospecha clínica de alergia al látex, se debe remitir al paciente a un especialista de alergia, quien se encargará de realizar el estudio correspondiente. Para llegar al diagnóstico de alergia al látex, la historia clínica sugestiva se complementa con la prueba cutánea en prick. En los casos necesarios, se recurre a la determinación de Ig E específica o a la prueba de provocación específica.

    Alergia al látex en quirófano: Tratamiento de la alergia al látex


    La prevención tiene un papel fundamental en los pacientes alérgicos al látex, pero dada la gran distribución de estos productos, especialmente en centros sanitarios, es una tarea muy difícil. La Inmunoterapia específica con Vacunas alergénicas, ha demostrado ser de utilidad en el tratamiento de la rinitis y asma alérgicos, así como en la anafilaxia inducida por hipersensibilidad a venenos de himenópteros. Sería lógico intentar el tratamiento de las manifestaciones alérgicas respiratorias (rinitis y asma) inducidas por látex, además de valorar la mejoría en las manifestaciones cutáneas e incluso la anafilaxia.

    En recientes estudios, utilizando la vía subcutánea y sublingual, demuestran la eficacia de la Inmunoterapia específica con látex al mejorar la sintomatología cutánea y respiratoria pudiendo los pacientes desensibilizados utilizar guantes de látex y someterse a procedimientos diagnóstico- terapéuticos sin reaparición de los síntomas.

    Alergia al látex en quirófano: Prevención de alergia al látex


    La alergia al látex implica a todos los sectores del hospital, supera el ámbito puramente de atención al paciente enfermo e implica tomar decisiones (como la compra de material o la organización de recursos para establecer áreas exentas de látex), que hacen necesaria la coordinación de todos los profesionales sanitarios.

    MEDIDAS GENERALES
    En cada hospital se considerará oportuno y necesario la creación de una comisión para coordinar la atención médica del paciente alérgico al látex y la prevención de alergia entre los profesionales sanitarios, con los siguientes objetivos:
    • Divulgación entre los trabajadores sanitarios: dar a conocer los protocolos de actuación para la atención de pacientes alérgicos al látex.
    • Educación de trabajadores sanitarios para evitar la alergia profesional al látex.
    • Reconocimiento periódico de las necesidades en cuanto a material libre de látex, y búsqueda de alternativas actualizadas.
    • Organización de recursos para implementar los protocolos consensuados.
    • Evaluación y mejora continua.

    PREVENCIÓN PRIMARIA: establecer normas para evitar el látex en pacientes con riesgo de sensibilización
    • En cualquier especialidad, identificar a los pacientes de riesgo, para confirmar o no la alergia al látex mediante estudio alergológico reglado.
    • En Anestesiología: Paciente perteneciente a grupo de riesgo: Derivar para estudio alergológico preoperatorio para detectar alergia subclínica al látex. Evitar el látex desde la primera cirugía en niños con espina bífida o con otras malformaciones de los aparatos urinario, genital u óseo. En la población general no se recomienda un estudio preoperatorio de rutina. Es conveniente un interrogatorio específico sobre síntomas con látex o ciertas frutas y valorar el estudio alergológico en los pacientes con historia positiva.

    PREVENCIÓN SECUNDARIA: proporcionar adecuada atención médica a los individuos alérgicos al látex, evitando su exposición. Los centros sanitarios son el sitio de mayor riesgo para el paciente alérgico al látex, que puede presentar síntomas con la exposición cutáneo-mucosa, respiratoria o parenteral.

    Al ingreso: Identificar al paciente alérgico al látex con brazalete de alerta. Disponer de su informe médico sobre alergia al látex (recomendaciones personales). Dieta establecida: alimentos no manipulados con guantes de látex. Evitar alimentos con reactividad cruzada. Seguir los protocolos de actuación establecidos para el tratamiento y cuidado de los pacientes alérgicos al látex, para cada exploración o procedimiento clínico o quirúrgico que requieran.

    Cirugía programada:
    • Quirófano Libre de Látex
    Con el objetivo de mejorar la calidad asistencial y reducir el riesgo a nuestros pacientes, hemos recogido en este trabajo información sobre la alergia al látex, para poder adoptar medidas preventivas en el paciente quirúrgico. Después de un diagnóstico correcto de la persona alérgica, la medida más eficaz para evitar la reacción anafiláctica provocada por el látex consiste en evitar la exposición del paciente al antígeno, lo que implica tener un ambiente quirúrgico sin látex.

    OBJETIVOS: Plantear medidas preventivas antes de realizar la cirugía.

    PROCEDIMIENTO: El cirujano contactará con la supervisora de quirófano y con el Servicio de Anestesia para informar sobre el tipo de intervención y la duración de la misma, para hacer la previsión de todo el material necesario. La coordinación con los diferentes Servicios del hospital es imprescindible para poder disponer del quirófano libre de látex para el día de la intervención. Para ello será preciso contactar con:

    • SERVICIO DE ALERGOLOGÍA EN DONDE SE DISPONGA O SERVICIO DE MEDICINA PREVENTIVA
    • SERVICIO DE MANTENIMIENTO: Se comprobará que todo el circuito de entrada de gases (oxígeno y óxido nitroso) al respirador esté libre, y en su defecto, se instalarán bombonas individuales. El día anterior a la intervención se procederá a forrar y proteger todo aquello que contenga látex (mesa quirúrgica, soportes de la mesa, cables eléctricos y de monitores, taburetes, tarimas, lámpara quirúrgica, etc.), teniendo en quirófano sólo lo necesario para la intervención. Se utilizará para forrar vendaje circular de algodón de diferentes tamaños, cinta aislante y paños o sábanas de algodón.
    • SERVICIO DE LIMPIEZA: Se limpiará el quirófano 12 horas antes de la intervención. El personal de limpieza usará guantes de plástico transparentes o desechables de vinilo o de neopreno. Se forrarán los palos de los instrumentos de limpieza que tengan el mango de goma. No se introducirá en el quirófano ningún elemento que contenga látex. Se conectará el aire acondicionado 8 horas antes de la intervención y se cerrarán las puertas de quirófano para evitar las entradas de partículas de látex.
    • ACTUACIÓN DE EQUIPO QUIRÚRGICO: Se programará como primera intervención de la mañana. Asistirá el mínimo personal en quirófano, evitando entradas y salidas innecesarias, se preverán todas las posibles necesidades añadidas (motores, escopia...). Todo el aparataje y material deberá estar dispuesto en quirófano. Se deberá estar atento ante cualquier emergencia que se pudiera presentar, como un shock anafiláctico. Deberá estar, asimismo, preparada de antemano la medicación. Todo el personal estará bien informado, preparando el quirófano según las tablas de material básico, las recomendaciones para medicamentos y hemoterapia.
    • Premedicación que disminuya la gravedad de la reacción intraoperatoria: administrar antihistamínicos y corticoides en las 72 horas antes del acto quirúrgico.
    • Maleato de dexclorfeniramina 5 mg im/iv.
    • Ranitidina 50 mg/8h iv.
    • Metilprednisolona 1 mg/kg/6h, iv/vo.

    • Utilizar fármacos anestésicos con baja capacidad histaminoliberadora: Etomidato, ketamina, halogenados, benzodicepinas, lidocaína, bupivacaína, fentanilo, alfentanilo, droperidol, pancuronio, vecuronio. Se utilizará el menor número de fármacos posible y se administrarán de forma lenta y diluida.

    • Atención a una posible anafilaxia intraoperatoria. Se dispondrá de todo el material necesario para hacer frente a cualquier reacción adversa que se produzca.
    En el caso de una reacción alérgica de gravedad, tras su tratamiento se puede realizar un estudio analítico y posteriormente concertar la derivación preferente a Alergología.

    Cirugía de urgencias
    Limpieza de quirófano previa a la intervención.
    • Quirófano sin látex, equipo básico.
    • Premedicación (corticoides, anti-H1 y H2) que pueda ser administrada, según el tiempo que se disponga.
    • Técnica anestésica de baja capacidad histaminoliberadora.

    Consultas
    • Cita previa: El paciente deberá citarse a primera hora.
    • Uso de guantes sin látex.
    • Normas generales de cuidados: Evitar el contacto con cualquier material que contenga látex y aplicar recomendaciones sobre medicamentos y hemoterapia.
    • Seguir el listado general de material prohibido y alternativo.
    • Normas específicas para consultas de odontología, ginecología, curas o aplicación de aerosoles. Se recomienda elaborar listado de material específico de la consulta que contiene látex y material alternativo (ginecológico, odontológico, curas...)

    Hospitalización
    • Uso de guantes sin látex.
    • Normas generales de cuidados: No apoyar elementos de látex sobre la piel, o en todo
    • caso interponer gasas.
    • Listado general de material prohibido y alternativo.

    Alergia al látex en quirófano: Prevención de la alergia al látex en el personal sanitario


    El látex en el medio hospitalario se comporta como un contactante y un aeroalergeno importante. Niveles superiores a 0,6 ng/m3 de partículas de látex en el ambiente hospitalario se asocian con la aparición de síntomas en los sanitarios alérgicos y un mayor número de nuevos trabajadores sensibilizados.

    PREVENCIÓN PRIMARIA: Evitar la aparición de nuevas sensibilizaciones entre el personal sanitario.
    • Revisiones clínicas voluntarias del personal hospitalario: detección de los pacientes ya sensibilizados pero que no han desarrollado la enfermedad. Quizás podría incluirse en el reconocimiento inicial del trabajador (Ig E específica al látex).
    • Utilización de guantes con bajo contenido proteico de látex y sin polvo: el polvillo de almidón de maíz que recubre los guantes contiene partículas de látex, aumenta el tamaño de las partículas y actúa como transporte para éstas. Se deberá evitar espolvorear y a ser posible utilizar guantes sin polvo.
    • Utilización correcta y racional de guantes de látex: el látex debe mantenerse sólo en aquellos servicios donde exista riesgo de adquirir una enfermedad infecciosa a través de hemoderivados. En otros Servicios, se debe sustituir el guante de látex en todas aquellas actividades que no requieran una exposición a sangre o fluidos corporales y utilizar alternativas con guantes de caucho sintético :
    - Cloruro de polivinilo: debe usarse doble guante para el examen médico.
    - Nitrilo y estireno butadieno: son buenas alternativas para el examen médico y cirugía, con una barrera equivalente al látex, aunque más caros.

    PREVENCIÓN SECUNDARIA: reducir los síntomas y la progresión de la enfermedad en los profesionales sanitarios alérgicos
    • Detección de los pacientes que han desarrollado la enfermedad o presentan síntomas mínimos. En la alergia profesional al látex el cuadro suele comenzar con urticaria de contacto y progresa con síntomas rinoconjuntivales y posteriormente asma bronquial.
    • Valorar la ubicación del trabajador en áreas con bajo ambiente en partículas de látex.
    • Disposición personal de guantes sin látex .
    • Tratamiento individual en consultas de alergología que incluya tratamiento para la dermatitis, rinoconjuntivitis o asma.
    • Evitar contacto y exposición al látex.
    • Valorar la posibilidad de inmunoterapia específica).

    Material medico-quirúrgico prohibido por contener látex frecuentemente y alternativa

    Alergia al látex

    Alergia al látex: Recomendaciones para medicamentos y hemoterapia

    Alergia al látex

    Alergia al látex en quirófano: Actuación prequirúrgica


    En el estudio preoperatorio se tratará de identificar a los posibles pacientes con alergia al látex y se comunicará adecuadamente a todo el personal sanitario varios días antes de la intervención. Entre los factores de riesgo para presentar alergia al látex se encuentran:
    1. Exposición más o menos reiterada (por ejemplo personal sanitario)
    2. Historia previa de atopia y alergias medicamentosas múltiples.
    3. Alergia alimentaria a determinados alimentos (plátano, kiwi, aguacate, tomate, patatas y castañas)
    4. Historia de intolerancia al latex (globos, guantes...)
    5. Pacientes con cateterizaciones vesicales repetidas, así como aquellos con múltiples intervenciones diagnósticas o terapéuticas (como por ejemplo defectos del tubo neural tipo espina bifida).
    6. Traumatismo medula.
    7. Malformaciones urogenitales (debido a los sondajes e intervenciones repetidas).
    8. Reacciones anafilacticas durante exploraciones médicas o intraoperatorias.
    9. Trabajadores de la industria del caucho.
    10. Mayor incidencia en mujeres. Disminuir las concentraciones de látex del ambiente, mediante:
    • Limpieza profunda de la habitación, sacando lo que no sea imprescindible y no contenga látex.
    • Ubicarlo en una habitación a poder ser individual.
    • Tener un carro específico de material libre de látex.

    Alergia al látex en quirófano: Actuación intraoperatoria


    Programar al paciente para la primera intervención del lunes y se notificará a todo el personal implicado en el acto.
    • Se avisará al supervisor de guardia para que se conecte el aire acondicionado como mínimo 2 horas antes del comienzo de la intervención.
    • El viernes anterior a la intervención se vaciará el quirófano completamente.
    • El día de la intervención se pasará al quirófano el mobiliario y aparatos imprescindibles: respirador, monitor, mesa quirúrgica y mesa de la instrumentista.
    • Se cubrirá o forrará el material que lleve goma o látex:
    - Las tubuladuras, cables, etc con fundas de cámara de artroscopia.
    - Las superficies de contacto de la mesa quirúrgica con lenceria.
    - El resto de material se consulta la lista adjunta que relaciona el material exento de latex que suministra el almacén y que en su totalidad está exento.
    • Anestesia y aparato de anestesia:
    - Se forrará el cable de red eléctrica con funda de cámara de artroscopia.
    - Los tubos corrugados, bolsa, mascarilla, tubos, etc, se suministran por el almacén exentos de látex.
    - Los aspiradores, jeringas, bolsas de diuresis, etc, son libres de látex.
    - Las sondas uretrales se utilizan de silicona o bien de PVC.
    - El fonendoscopio se forra la goma.
    • El garrote se utiliza un guante exento de látex.
    • El monitor se utiliza un Datex Ohmeda el cual tiene todas las conexiones, tubos, latiguillos,manguitos de tensión, etc, exentos de látex. Si no se dispone de ésta marca hay que forrar todos los cables.
    • El material fungible quirúrgico (cobertura quirúrgica, batas, guantes, placa de bisturí, drenajes...) se utiliza el que figura en la relación adjunta. En cualquier caso recordar que las gasas y compresas hay que pedirlas a la central de esterilización sin testigo de rayos x.
    • Los fármacos que lleven tapón de goma hay que abrilos y diluirlos sin atravesar las gomas, los goteros se pedirán a farmacia del tipo Viaflex. Utilizar preferentemente ampollas.
    • Profilaxis farmacológica, dependiendo de las características del paciente y a criterio médico puede ser administrada pre y postintervención:
    - Corticoides: prednisona 20 mg cada 8 horas (via oral o endovenosa)
    - Anti H1: Difenhidramina 25-50 mg cada 8 horas.
    - Anti H2: Ranitidina150 mg cada 12 horas.

    Alergia al látex en quirófano: Actuación postoperatoria


    Consistirá en mantener las medidas de evitación del contacto con látex en el resto de áreas donde pueda pasar el paciente (UCI, radiología, sala de hospitalización...).Evitar el tratamiento o exploración en clínicas dónde la concentración del látex sea alta (sala de yesos, ginecológicas...).

    Se comunicará adecuadamente a todo el personal sanitario de la presencia de un paciente con alergia al látex. Evitar productos que puedan contener goma: esponjas de lavado, alfombras de baño, bolsas de agua caliente...

    Alergia al látex en quirófano: Recomendaciones


    Siguiendo las orientaciones de la American Nursing Asociation, decidimos elaborar una Guia de actuación para el quirófano que resolviera las multiples dudas que surgen en la preparación del quirófano y en los cuidados de enfermería a dispensar durante las intervenciones quirúrgicas.Dicha guia tiene los siguientes apartados;
    • Guia de preparación global; (Climatizacion, aparataje, mobiliario,fungibles,Farmacia)
    • Personal y procedimientos
    • Listado de fungibles hospitalarios exentos de latex.
    • Amplia difusión de la Guia en los Bloques quirúrgicos y salas de hospitalizacion.

    Alergia al látex en quirófano: Preparación del quirófano para intervenciones en pacientes alérgicos al latex


    1) Se programará al paciente para la 1ª intervención del lunes o la 1ª intervención del día. Se notificará a todo el personal implicado la alergia.
    2) Se pondrá en marcha el aire acondicionado como mínimo 12 horas antes del comienzo de la intervención.
    3) El viernes anterior a la intervención o el día anterior se vaciará el quirófano completamente.
    4) Se pasará al quirófano el mobiliario y aparatos imprescindibles a saber:
    • Aparato de Anestesia
    • Monitor
    • Mesa quirúrgica
    • Mesa de instrumentista
    • El personal no pasa al quirófano con calzos de goma o se pone calzas
    5) Se cubrirá o forrará el material que lleve goma o latex:
    • Las tubuladuras, cables, etc., con fundas de cámara de artroscopia (Código almacén 162 26 00059).
    • Las superficies de contacto de la mesa quirúrgica con lencería
    • El resto del material se consulta la lista adjunta que relaciona el material exento de latex que suministra el almacén y que casi en su totalidad está exento.
    6) Anestesia y aparato de Anestesia:
    • Se forrará el cable de red eléctrica con funda de cámara artroscópica.
    • Los tubos corrugados, bolsa, mascarilla, tubos, etc., se suministran por el almacén exentos de latex.
    • Los aspiradores, jeringas, bolsas de diuresis, etc., son libres de latex
    • Las sondas uretrales se utilizan de silicona o bien de PVC
    • El fonendoscopio se forra la goma
    • El garrote se utiliza un guante exento de latex
    • Los tubos de intubación orotraqueal son de PVC y en principio exentos si bien la casa no ha certificado aun la exención
    • Las mascarillas laríngeas de MBA son sin latex
    7) Como monitor se utiliza un Datex Ohmeda el cual tiene todas las conexiones, tubos, latiguillos, manguitos de tension, etc., exentos de latex.
    8) El material fungible quirúrgico; cobertura quirúrgica, batas, guantes, placa de bisturí, bisturí eléctrico, drenajes, etc., se utiliza el que figura en la relación adjunta, si bien en su casi totalidad, está exento de latex. En cualquier caso, recordar que las gasas y compresas hay que pedirlas a la Central de esterilización sin testigo de rx. Y consultar.

    Alergia al látex en quirófano: Contenido del set de alergia al latex


    - 12 Sueros viaflex sol de Ringer 500 ml - 12 Sueros viaflex sol Fisiológico 500 ml - 12 Sueros viaflex sol Fisiológico 100 ml - 12 pares de guantes 7 - 12 pares de guantes 7 1/2 - 12 pares de guantes 8 - Steristrip - Esparadrapo 3M - Esparadrapo plástico hipoalérgico - Esparadrapo papel hipoalérgico - 12 Sistemas de infusión - 12 jeringas de 2 cc. - 12 jeringas de 5 cc. - 12 jeringas de 10 cc. - 12 jeringas de 20 cc. - 12 bolsas de cámara de artroscopia para forrado de tubuladuras - 3 sondas uretrales SILICONA - 1 tubo intubación Orotraqueal de cada número de PVC - 1 mascarilla laringea del 3 y otra del nº 4 de MBA