Artroscopia

Artroscopia: La artroscopia es una técnica diagnóstica y quirúrgica mínimamente invasiva para tratar lesiones y enfermedades de las articulaciones más importantes. La artroscopia es un tipo de endoscopia. Consiste en la visualización de unaarticulación, como puede ser la rodilla, con el fin de observar el menisco y el restode su anatomía interna. Esto se logra con el uso de un artroscopio, un instrumentoparecido al endoscopio, de menor longitud, y adaptado de cierta forma para ser más utilizable en una articulación. Existen dos formas de artroscopia: laterapéutica y la diagnostica.

Puntuación de los usuarios:

Valoración 9.2 9.2 basado en 87 opiniones

el quirofano


El quirófano


  • Artroscopia: Presentación


    El artroscopio se conoce desde 1932, cuando un japonés, KenjiTakagi, inspiradoen un instrumento para ver la vesícula, desarrolló el primer artroscopio. Sinembargo pasaría mucho tiempo hasta la popularización de su invento. Pero elverdadero boom ocurrió en la década del 90, con la aparición de cámaras cadavez más pequeñas, y de la fibra óptica. Otro avance importante de finales del sigloveinte fue la aparición de la radiofrecuencia, un instrumental especial que realizacortes precisos.

    La artroscopía es una técnica quirúrgica inventada en Japón yllevada a Europa por el Dr. Henri Dorfmann. La artroscopia permite ver laarticulación, efectuar extirpaciones o realizar pequeñas cirugías. Se practica amenudo bajo anestesia regional, locorregional o general, ya que para realizar unaartroscopia es necesario hacer una o dos pequeñas incisiones. Una sirve paraintroducir el artroscopio y el otro para los instrumentos, aspirar o iluminar laarticulación. La artroscopía consiste en introducir en una articulación un pequeñotubo rígido, el artroscopio, conectado a una cámara que va a permitir al cirujanovisualizar la región intraarticular en un monitor. El cirujano hace otras incisionespara introducir los miniinstrumentos que va a utilizar: pinzas, tijeras, fresas. Entrelas operaciones corrientes, se puede seccionar el menisco o retirarlo, reforzar ligamentos lesionados, reorganizar el cartílago dañado o eliminar un cuerpoextraño. La intervención es rápida y el paciente se recupera rápidamente despuésde veinticuatro horas de inmovilización.

    El artroscopio puede ser equipado con distintas herramientas, de tal forma que sinnecesidad de una operación invasiva, se puedan realizar correcciones en laarticulación.

    En la terapéutica, el artroscopio es implementado con instrumentos y la finalidadde la intervención es hacer sanar o tratar una articulación. En la diagnóstica, elartroscopio no está equipado con más que la cámara básica, y la finalidad de laintervención es hacer un diagnóstico, revisar el área u observar la zona parafuturas operaciones del tipo invasivo.

    Artroscopia: Video explicación artroscopia

    Artroscopia: ¿Para qué se usa la artroscopia?


    Se puede usar una artroscopia si fuera necesario visualizar el interior de la articulación para averiguar la causa exacta de un problema, como el dolor, hinchazón o la inflamación. Asimismo, se usa si hay rotura del cartílago o ligamentos de la articulación, si hay un trozo de hueso suelto en la articulación o si la articulación es inestable.

    La artritis puede causar un espesamiento de la membrana de las articulaciones que se denomina membrana sinovial. Esta membrana puede extraerse fácilmente por medio de una artroscopia.

    Con este tipo de intervención quirúrgica existe menos riesgo de infección que con la cirugía tradicional, y se notan menos las cicatrices de las pequeñas incisiones (cortes).

    Además, se ejerce menos presión en las articulaciones y no tarda tanto en cicatrizar como la cirugía tradicional.

    Artroscopia: ¿Cómo se hace la artroscopia?


    La duración de la artroscopia puede ser de 30 a 60 minutos y se hace usando anestesia local o general. Se realizan dos cortes pequeños para introducir en la articulación el artroscopio (un tubo fino con una luz en el extremo) y los dispositivos quirúrgicos. El cirujano mira una pantalla de televisión que muestra la articulación y, si se puede, repara o extrae las partes dañadas durante la intervención. A veces, se usa líquido para "lavar" la articulación, sobre todo las articulaciones con artritis, ya que esto puede aliviar los síntomas durante unos meses.

    Al final de la intervención se saca el artroscopio y los dispositivos quirúrgicos, se coloca un vendaje estéril para cubrir las incisiones y también se puede vendar toda la articulación.

    Artroscopia: Métodos y material


    Cuando nos referimos al material, o utillaje, que necesitamos para realizar unaartroscopia tendremos que valorar diferentes parámetros, dependiendo si se tratade una artroscopia diagnóstica o una artroscopia quirúrgica.

    El material para empezar, consiste en:
    - Una fuente de luz.
    - Un telescopio conectado a la fuente de luz.

    Así es como se comenzó a ver el interior de una articulación. El cirujano aproximaba el ojo al telescopio, miraba y se hacía una idea de lo que había en elinterior de la articulación. Los telescopios al principio eran de 0 grados lo que todavía dificultaba mas laobservación.Se comenzaron acoplando máquinas de fotografiar para poder impresionar sinmovimiento lo que se veía, también se utilizaron cámaras de filmación, pero el cirujano no veía lo que filmaba. En el momento en que aparece el video, la artroscopia consigue otra dimensión, no solo podemos almacenar lo que estamos viendo, sino que a tiempo real vemosen un monitor aumentada la articulación. Esto hace que el cirujano no se sientacondicionado por lo que ha visto, sino que puede revisar lo que ha visto las vecesque quiera detenerse ir adelante, a tras, etc. El color y el perfeccionamiento de las cámaras de video, al igual que la reducciónde su tamaño hace que actualmente su manejo sea muy fácil.

    Artroscopia: Tipo de anestesia


    Bajo anestesia epidural. La artroscopia puede ser en cadera, tobillo, rodilla, hombro, etc. Todo lugar donde haya una articulación.

    Artroscopia: Recuperación


    Normalmente, la recuperación después de una artroscopia es mucho más rápida que la de una cirugía tradicional y se da el alta hospitalaria el mismo día. Las incisiones no suelen doler, pero durante un par de semanas puede notarse hinchazón y molestias en la articulación. A veces, esto puede durar más si el tratamiento era de artritis. Le pueden dar calmantes del dolor para que se los tome en casa y aliviar las molestias. Dependiendo de la articulación que se ha examinado, es posible que durante un periodo corto deba llevar tablilla, cabestrillo o muletas para proteger la articulación o para estar más cómodo.

    La mayoría vuelve al trabajo en la primera semana, aunque si el trabajo consiste en doblar la espalda, levantar o llevar peso es posible que le recomienden que espere un poco más. El cirujano le informará si después de la artroscopia debe descansar la articulación o ejercitarla.

    Artroscopia: Los resultados de la artroscopia


    La mayoría de las artroscopias relacionadas con lesiones deportivas permiten la vuelta a la práctica del deporte. Sin embargo, las artroscopias para enfermedades como la artritis a menudo solo alivian los síntomas temporalmente. En el caso de la articulación de la rodilla, normalmente se pueden tratar con éxito los cartílagos o ligamentos dañados mediante artroscopia. Las cicatrices de las artroscopias suelen ser pequeñas y casi no se ven.

    Artroscopia: Los riesgos de la artroscopia


    Generalmente, la artroscopia es una intervención segura y los riesgos son menores que con la cirugía tradicional. Pero como en cualquier cirugía hay cosas que pueden salir mal.

    Las complicaciones de una artroscopia son: daño accidental de la articulación o de los tejidos próximos, infección de la articulación, hemorragia en la articulación o pérdida de sensación en la piel que rodea la articulación. Muy rara vez se puede producir una reacción adversa a la anestesia.

    Si empeora el dolor, la hinchazón o el dolor con la palpación de la articulación, debe acudir a su médico urgentemente. Asimismo, debe acudir al médico si tiene una fiebre alta, ve que sale líquido, pus o sangre de las incisiones, o si tiene adormecimiento u hormigueo cerca de la articulación.