Paciente en quirófano


Paciente quirófano: En el área quirófano se recibe a los pacientes de piso próximos a someterse a una cirugía. La enfermería quirófano prepara al paciente física y psíquicamente para ser intervenido en quirófano. Los miembros que atienden al paciente en el quirófano son responsables de su seguridad. La realización del proceso quirúrgico conlleva unos cuidados al paciente para su recuperación. El quirófano permite la atención global e individualizada de los pacientes.

Puntuación de los usuarios:

Valoración 9.2 9.2 basado en 87 opiniones

el quirofano


Paciente en quirófano


  • Paciente en quirófano: Admisión

    Estará integrada en la general del centro, si bien las actividades y funciones de admisión deberán ser desarrolladas, de forma idónea, por la unidad de apoyo administrativo del quirófano. Los aspectos relativos a la documentación clínica, registro de pacientes, informe de alta y protección de datos afectan al hospital en el que está integrado el quirófano.

    Documentación e historia clínica
    La documentación clínica está integrada por el conjunto de documentos resultantes del proceso asistencial, cualesquiera que sean su formato y soporte. La gestión de la documentación clínica corresponderá a la unidad de admisión y de documentación clínica o equivalente. La gestión comprenderá la generación, custodia, préstamo, duplicación, copia, seguimiento y depuración de cualquier documento clínico. La documentación clínica deberá ser conservada en condiciones que garanticen su correcto mantenimiento y seguridad durante el tiempo adecuado en cada caso y, como mínimo, cinco años contados desde la terminación de cada proceso asistencial.

    Historia clínica
    La historia clínica deberá ser única para cada paciente y deberá ser compartida entre profesionales, centros y niveles asistenciales. Asimismo, deberá cumplir las exigencias técnicas de compatibilidad que cada servicio de salud establezca.
    La información asistencial recogida en la historia clínica podrá constar en soporte papel o a través de medios informáticos, electrónicos o telemáticos, siempre que garantice su recuperación y uso en su totalidad. En lo relativo al diseño, contenido mínimo, requisitos y garantías y usos de la historia clínica se atenderá a lo previsto en la Ley 41/2002 Básica Reguladora de la Autonomía del Paciente y de Derechos y Obligaciones en Materia de Información y Documentación Clínica. En su caso deberá figurar el Documento de Instrucciones Previas.
    Cada centro sanitario contará con un único registro de historias clínicas que centralizará toda la información correspondiente a la actividad que se realice en el mismo. Su gestión se realizará de acuerdo con un protocolo que garantice su trazabilidad y localización, e incluya criterios escritos sobre archivo, custodia, conservación y acceso a la documentación.

    Paciente en quirófano: Control del paciente


    En el área quirófano se recibe a los pacientes de piso próximos a someterse a una cirugía.

    Las enfermeras de piso y de control verifican el nombre del paciente, su número de cedula que coincida el numero del brazalete y del expediente, el sitio anatómico a ser intervenido, la cirugía que se hará, que el paciente y familiares tengan conocimiento de la intervención y del nombre del cirujano a cargo y que el paciente se encuentre en condiciones para ser intervenido como es el ayuno, el vendaje, venoclisis permeable, y otras.

    La enfermera de control recibe el expediente del paciente así como su hoja de enfermería, indicaciones y notas medicas, laboratorios mas recientes (no más de 1 mes), inspecciona al paciente en busca de lesiones u otras observaciones que pueden pasarse por alto ( presencia de sondas, venoclisis, catéteres, etc.) y pregunta si el paciente presenta alguna alergias.

    La enfermera de control entrega el paciente a la enfermera auxiliar de quirófano, verifican nuevamente nombre, núm. de cedula, sitio de intervención y cirugía que se hará. La enfermera de control dará a conocer a la enfermera auxiliar la edad, el peso y la talla del paciente, la enfermera de control proporcionara las hojas de cirugía, de consentimiento, de consumo, de terapia (si es el caso) y la cirugía segura.

    El área de control también se encarga de proporcionar y registrar los hemoderivados de acuerdo a sus requisiciones y disponibilidad de paquetes, esto lo ve en el área de transfusiones; aquí también se hará el pedido diario de material a la CEYE central y la distribución del equipo de trabajo de acuerdo al número de salas programadas.

    Paciente en quirófano: Recuperación del paciente


    Tanto los pacientes sometidos a una anestesia general, como los sometidos a anestesia locoreginal, deben ser controlados en Recuperación. Este control debe comenzar por el transporte a la misma, la posición que debe adoptar, la necesidad o no de oxigenoterapia y el método de administración de la misma.

    Una vez allí normalmente se considera que deben tomarse las constante pulso, presión arterial y frecuencia respiratoria al menos cada 15 minutos la primera hora. La pulsioximetría ha llegado a ser una monitorización de rutina en Recuperación ya que detecta la hipoxia mucho más rápidamente que con la observación clínica.

    Las enfermeras deben estar entrenadas en la estimulación y fisioterapia respiratoria, así como en la detección precoz de la hipoxia, hipotensiones, arritmias y otros signos y síntomas amenazadores para la vida.

    El tiempo de estancia en Recuperación debe establecerlo el Anestesiólogo y depende del tipo de anestesia, cirugía realizada, estado previo, etc. Dado que es tan variado debe ser el responsable de la Unidad el que haga la valoración de todo ello para dar el alta en condiciones de seguridad. Según sea el alta a sala al domicilio o a otra unidad de cuidados críticos.

    Paciente en quirófano: Criterios de alta de Recuperación


    El alta debe ser dada por el médico responsable de la sala de Recuperación. En general los pacientes deberían cumplir una serie de criterios, que como norma pueden resumirse en los siguientes:

    • Consciente y orientado
    • Con los signos vitales estables la última hora
    • Razonablemente confortable y con el dolor controlado
    • No antes de 30 minutos d recibir la última dosis de apiade
    • La saturación de oxígeno medida por pulsioximetría en los límites normales con o sin oxígeno suplementario
    • En caso de anestesia regional: Recuperación de la movilidad de las extremidades inferiores. Protección para la zona anestesiada, para evitar daños involuntarios.

    Paciente en quirófano: Complicaciones en Recuperación pos anestésica


    Las complicaciones e incidentes en el postoperatorio son la razón que justifican la presencia de las salas de Recuperación y resumen toda la patología per y postoperatoria. La patología previa del paciente así como la intervención, la anestesia y el estado actual serán los que guíen la indicación de los cuidados necesarios así como la duración de los mismos en la Recuperación o bien aconsejarán el traslado a Reanimación u otras unidades de Cuidados Críticos a más largo plazo.

    Las náuseas y vómitos postoperatorios: Constituyen la complicación más frecuente. Producen mucho disconfort y prolongan la estancia en Recuperación. Todas las técnicas anestésicas favorecen este cuadro exceptuando quizás las técnicas basadas en el propofol. Incrementa el peligro de aspiración pulmonar por lo que hay que intentar luchar contra ello.

    Hipotermia: Es la más frecuente de las complicaciones si no se utilizan sistemas activos de calentamiento tipo mantas de aire, en el peroperatorio. Produce vasoconstricción, temblores, disconfort y aumento del consumo de oxígeno. Además cada vez hay pruebas más evidentes de que disminuye la inmunidad y la resistencia a las infecciones. Por ello debe ser una prioridad combatirla per y postoperatoriamente.

    Retardo en la recuperación de la conciencia: Normalmente es debido a efectos residuales de los anestésicos, pero hay que descartar otros motivos como: Alteraciones metabólicas (hipoglucemia, hipotiroidismo, acidosis.), Accidente vascular cerebral (Trombosis, hemorragia.) y la presencia de hipooxia o isquemia cerebral peroperatoria.

    Arritmia cardiaca: Son frecuentes en pacientes mayores, isquémicos etc. Puede ser supra ventriculares taquicardia, bradicardias, extrasístoles ventriculares.Pueden ser puntuales y no requerir tratamiento a largo plazo, sino tratamiento inmediato. Suelen deberse a causas pasajeras como dolor, trastornos electrolíticos (hipopotasemia.), metabólicos, hipoxia o hipercarbia. Tratando la causa desaparecen normalmente.

    Hipotensión, shock: Puede ser por falta de reposición de volemia, por depleción de líquidos, pérdidas hemáticas peroperatorias o postoperatorias. También cardiogénico por isquemia miocárdica e infarto de miocardio. La presencia de shock por fallo de las resistencias vasculares sistémicas puede ser debido a sépsis, fallo hepático etc.

    Hipertensión: También es frecuente por la aparición de dolor, hipoxemia, hipercapnia etc. Puede ser causa de fallo cardiaco secundario, infarto de miocardio, accidente vascular cerebral etc por lo que dse debe tratar activamente.

    Paciente en quirófano: Protección de datos sanitarios


    Obligaciones y derechos
    Los datos de carácter personal relativos a la salud del paciente tienen la consideración de datos especialmente protegidos a lo
    s efectos previstos en Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal LOPD. Los centros sanitarios adoptarán las medidas de organización, procedimentales y técnicas necesarias para garantizar la seguridad, confidencialidad e integridad de los datos referentes a la salud de los pacientes, así como para hacer efectivo el ejercicio de los derechos de acceso, rectificación y cancelación de los mismos.

    Sujeto responsable de los ficheros
    Todos los centros garantizarán la notificación, seguridad y conservación de todos los ficheros de los que dispongan, estén o no automatizados. Los centros sanitarios designarán la persona responsable de los ficheros de carácter personal que se comunicará a la administración competente. El responsable del fichero y las personas que intervengan en cualquier fase del tratamiento de los datos de los pacientes están sometidos al deber de secreto profesional.

    Confidencialidad de los datos
    Todo paciente tiene derecho a la confidencialidad sobre su estado de salud en los términos establecidos por la Ley Reguladora de la Autonomía del Paciente y de Derechos y Obligaciones en Materia de Información y Documentación Clínica. Cesión de datos La cesión de los datos relativos a los pacientes requerirá en todo caso, el consentimiento expreso de los afectados, con las excepciones previstas en la legislación sanitaria y en la legislación de protección de datos.

    Paciente en quirófano: Funciones de la enfermera circulante


    • Comprobara la lista de operaciones del día.
    • conocerá el tipo de operación y la hora programada.
    • conservará limpio, en orden y sin polvo el mobiliario que se encuentra en la sala de operación
    • dispondrá el equipo y material necesario para la cirugía.
    • comprobará el funcionamiento satisfactorio de lámparas, aparatos de aspiración, etc. Eletrocauterio y otros aparatos utensilios necesarios
    • solicitar al paciente 30 min antes de la cirugía.
    • recibir al paciente por su nombre, saludar lo, e identificarlo y orientarlo
    • corroborar que el expediente sea el del paciente.
    • preguntar al paciente si esta en ayunas, si es alérgico a algún medicamento, se tiene alguna Prótesis.
    • comprobar que la hora de cirugía venga firmada por el paciente o familiar y por el cirujano.
    • corroborar junto con el paciente el sitio y la cirugía que se le va a realizar.
    • verificar que hayan sido cumplidas las indicaciones preoperatorias.
    • dependiendo de la cirugía a efectuar revisará que el paciente venga adecuadamente prepara Do para la misma.
    • verificar que el expediente contenga los exámenes de laboratorio y gabinete.
    • ayudará a pasar al paciente de la camilla a la mesa de operaciones.
    • no abandonará al paciente en la mesa de operaciones en ningún momento.
    • anudará las cintas de la bata de la instrumentista.
    • permanecerá al lado del anestesiólogo y del paciente durante la inducción anestésica.
    • si se va a utilizar electrocauterio colocará la placa conductora bajo la pierna del paciente.
    • anudará las cintas de la bata del cirujano y de los ayudantes..
    • realizará asepsia de la región a intervenir.
    • verificará que en el suelo y en las cubetas no haya gasas, torundas y otros materiales usados Durante la asepsia.
    • ayudará a la instrumentista colocar la mesa mayo y la mesa riñón.
    • conectará aspiradores, electrocauterios y algún otro aparato por utilizar.
    • contará junto con la instrumentista las gasas y compresas antes de iniciar la cirugía
    • dotará a la enfermera instrumentista de solución estéril para irrigar..
    • conservará limpia y en orden en todo memento la sala de cirugía.

    Paciente en quirófano: Funciones de enfermera instrumentista


    • Conocer de antemano la operación a realizar.
    • Preparar todo el instrumental y material necesario para la operación, -verificando que no falte ningún elemento antes del inicio de la intervención.
    • Realizará su lavado quirúrgico, vistiéndose seguidamente, con la ayuda de la enfermera circulante, con ropas estériles y poniéndose los guantes.
    • Vestir las mesas de instrumentación, disponiendo en el orden correspondiente los elementos que se utilizarán en cada tiempo operatorio.
    • Ayudar a los cirujanos a colocarse los guantes.
    • Ayudar a colocar el campo estéril.
    • Entregar los elementos solicitados por los cirujanos.
    • Tomará muestras intra operatorias y las pasará a la enfermera circulante.
    • Controlar los elementos utilizados, manteniendo la mesa ordenada y desechando convenientemente el material utilizado.
    • Controlar el uso de gasas y compresas en el campo operatorio, verificando que sean radiopacas, y efectuar su recuento con la enfermera circulante.
    • Colaborar en la desinfección final y colocación de apósitos.
    • Retirará las hojas de bisturí, agujas y demás objetos cortantes y punzantes.
    • Ayudar al paciente en la camilla.
    • Recoger y revisar los instrumentos utilizados así como disponer lo necesario para su lavado, desinfección y esterilización.
    • Colaborará con el resto del equipo en dejar la sala perfectamente preparada.

    Se mantendrá lo máximo posible la asepsia durante todo el proceso tanto de preparación de la mesa instrumental como en la instrumentación. Para ello hay unas normas:

    • Las batas se consideran estériles en la parte frontal desde el pecho hasta el nivel del campo estéril, y las mangas desde el codo hasta los puños.
    • Los bordes de los envases que contienen material estéril no se consideran estériles
    • Los campos estériles se preparan inmediatamente antes de su utilización
    • Las personas estériles se mantienen cerca de los campos estériles y lejos de las zonas no estériles
    • Las personas estériles sólo tocan los artículos y las zonas estériles
    • Las mesas y los campos estériles sólo se consideran estériles en la superficie
    • Apertura y manipulación correcta de todo el material
    • Dejar un margen de seguridad al abrir la caja y montar la mesa de instrumental
    • Mantener las superficies de paquetes y mesas siempre secas.

    Hay que colocar el instrumental ordenado y siguiendo una secuencia, que es:
    1. Corte
    2. Disección
    3. Hemostasia
    4. Pinzas especiales

    La preparación y montaje de la mesa de instrumental se hace de tal forma que todas las pinzas miren hacia el interior de la mesa ya que es más aséptica desde el interior hacia el exterior. Se hará según los pasos de la intervención y para ello hay que conocer el proceso quirúrgico desde la piel hasta el interior.