Quirófano: el portal del quirófano

Quirófano

El quirófano: relájate, te acompañamos

Bienvenido, relajáte, te explicamos todo sobre quirófanos. Nunca fue tan fácil descubrir los tipos de quirófano, las enfermedades, las áreas y las normas del quirófano. Decídete y escoge el quirófano que te conviene con todas las comodidades y servicios. Descubre todo sobre quirófanos, médicos y pacientes. Manual de enfermería. Este portal está destinado a particulares, profesionales sanitarios y estudiantes.

Quirófanos

Todo sobre quirófanos en España. Descubre cómo son los quirófanos.
saber más quirófanos

Enfermería quirófano

Manual de enfermería. Cuidado del paciente enfermería quirófano.
saber más enfermería quirófano

Áreas quirófano

Todo sobre áreas quirófano: zonas quirófano, partes, funciones y más.
saber más áreas quirófano

Quirófano explicaciones


    ¿Qué es un quirófano? Definición de quirófano

  • La Real Academia Española define quirófano cómo un local convenientemente acondicionado para hacer operaciones quirúrgicas de manera que puedan presenciarse al través de una separación de cristal, y, cualquier sala donde se efectúan estas operaciones.

    Una definición de quirófano es "La meta común del equipo quirúrgico es la eficiencia y eficacia en la atención al enfermo individual para aliviar su sufrimiento, restablecer su estructura y funciones corporales y lograr un resultado postoperatorio favorable, contribuyendo a la salud óptima del paciente su regreso a la sociedad o la muerte con dignidad". La misión del quirófano consiste en prestar tratamiento quirúrgico adecuado a la patología de los pacientes con la máxima profesionalidad, respeto y eficacia para satisfacer sus expectativas y mejorar su salud.

    Otra definición: El quirófano es una estructura independiente en la cual se practican intervenciones quirúrgicas y actuaciones de anestesia-reanimación necesarias para el buen desarrollo de una intervención y de sus consecuencias, que tienen lugar en general en el exterior del quirófano. El quirófano es un espacio cerrado que debe ser completamente independiente del resto del hospital; debe pues quedar aislado frente al resto del hospital por una serie de separaciones con las estructuras exteriores. El quirófano permite la atención global e individualizada de los pacientes por un equipo interdisciplinario (anestesistas, cirujanos y también radiólogos, gastroenterólogos, neumólogos.

    El concepto de quirófano


    El quirófano es una estructura que debe estar cerrada completamente independiente del resto del hospital en la cual se practican intervenciones quirúrgicas, actuaciones de anestesia y de reanimación para que tenga un buen desarrollo en alguna intervención además de que dentro del quirófano no existen consecuencias de contaminar ya que al exterior existen muchas bacterias, virus y muchas cosas más que deambulan en el aire. El quirófano permite la atención global o individualizada de los pacientes por un equipo interdisciplinario para todos los actos que se realicen con la ocupación de anestesia, el quirófano debe ocupar el lugar central debido a una evidente necesidad de estar cerca de algunas áreas de acogida o de hospitalización así como los servicios medico-técnicos, también el ecosistema del quirófano debe mantenerse en un nivel mínimo de contaminación por medio de limpieza, lo cual la sala se debe ser limpiada cada día en cada operación o intervención varias veces entre cada paciente.

    La misión de un quirófano es ofrecer un marco potente a todas intervenciones ya sean electivas o colectivas, para pacientes presentando enfermedades quirúrgicas reguladas o urgentes.

    Funciones del quirófano




    El quirófano es una estructura independiente en la cual se practican intervenciones quirúrgicas y actuaciones de anestesia-reanimación necesarias para el buen desarrollo de una intervención y de sus consecuencias, que tienen lugar en general en el exterior del quirófano. El quirófano es un espacio cerrado que debe ser completamente independiente del resto del hospital; debe pues quedar aislado frente al resto del hospital por una serie de separaciones con las estructuras exteriores. El quirófano permite la atención global e individualizada de los pacientes por un equipo interdisciplinario (anestesistas, cirujanos y también radiólogos, gastroenterólogos, neumólogos, enfermeras de quirófano, auxiliar de enfermería, camillero...) para todos los actos que se hacen bajo anestesia (general o local según el acto que debe efectuarse y el estado de salud del paciente).

    Sin embargo, su implantación en el hospital deberá tener en cuenta las relaciones del quirófano con el servicio de las urgencias, el departamento de anestesia-reanimación, la reanimación, los laboratorios, el banco de sangre, la esterilización, la farmacia y los servicios hospitalarios.

    El quirófano debe ocupar un lugar central debido a una evidente necesidad de estar cerca de algunas estructuras de acogida o de hospitalización así como los servicios médico-técnicos y esto debe guiar su construcción en un nuevo hospital. En el caso de reestructuración o creación de un nuevo quirófano en una estructura arquitectónica antigua, será necesario entonces referirse a dificultades arquitectónicas vinculadas a la existencia de estos edificios, en particular para el tratamiento del aire y la circulación del material y las personas.

    El ecosistema del quirófano debe mantenerse a un nivel de contaminación mínimo por medio de una limpieza cuyos ritmos establecidos deberán observarse escrupulosamente. Los principios de la limpieza deben ser codificados por procedimientos escritos discutidos por cada equipo. El preliminar es la evacuación de todos los residuos e instrumentos manchados en sistemas cerrados (contenedores estancos y bolsas herméticamente cerrados). La limpieza de la sala de operaciones se hace varias veces al día, entre cada paciente. Para ello, se desinfectan todas las salas de operaciones utilizadas después del final de cada programa operatorio con protocolos de higiene, sin olvidar el resto de las partes del quirófano: oficinas, despachos, vestuarios, etc.

    A continuación podemos observar un esquema de cómo sería un quirófano:
    El Quirófano

    Caractéristicas del quirófano


    El quirófano o sala de operaciones es el lugar en el cual se lleva a cabo el acto quirúrgico.
    • El quirófano está controlado geográfica, ambiental y bacteriológicamente y está restringido el flujo entrante y saliente de personal.
    • Es conveniente que esté adyacente a la unidad de cuidados postanestesia y a la unidad de cuidados intensivos quirúrgicos.
    • La temperatura está controlada entre 20 y 24ºC.
    • La humedad entre el 30 y el 60%.

    Equipos del quirófano: cirujano, anestesista y enfermeras


    Cuando un paciente se somete a una cirugía, un equipo constituido por miembros del personal médico asiste al cirujano durante el procedimiento. La cantidad de miembros del equipo varía según el tipo de cirugía que se realice. La mayoría de los equipos está constituida por el siguiente personal médico:
    • Cirujano
    • Ayudante del cirujano
    • Anestesiólogo
    • Enfermera diplomada certificada como anestesista (su sigla en inglés es CRNA)
    • Enfermera de quirófano/enfermera circulante.

    El cirujano lleva a cabo la intervención. Sus responsabilidades son:
    • dirigir la valoración médica preoperatorio.
    • realizar la técnica operatoria.
    • establecer el tratamiento postoperatorio del paciente.

    El cirujano ayudante colabora con el cirujano

    El anestesista administra la anestesia. La actividad puede estar asumida por la enfermera circulante o por una tercera denominada de anestesia o de soporte.

    Enfermera circulante:
    • prepara y coordina todo el acto quirúrgico.
    • responsable de las funciones de enfermería no estériles dentro del quirófano.

    Enfermera instrumentista:
    • tareas relacionadas con las técnicas que requieren esterilización en el quirófano.
    • labor de instrumentación.
    • colaboración directa con la cirugía.
    • mantenimiento de la asepsia y esterilidad de materiales e instrumentos, así como conservación de la integridad y seguridad del campo quirúrgico.

    Enfermera perfusionista:
    • proporciona los cuidados necesarios para establecer/sustituir la circulación de la sangre del paciente por otra artificial o extracorpórea (cuando la cirugía requiere la sustitución de la función cardiaca y/o pulmonar).

    Miembros de apoyo: auxiliares de enfermería, celadores, técnicos, radiólogo, anatomopatólogo, etc...
    • proporciona los cuidados necesarios para establecer/sustituir la circulación de la sangre del paciente por otra artificial o extracorpórea (cuando la cirugía requiere la sustitución de la función cardiaca y/o pulmonar).
    • Miembros de apoyo: auxiliares de enfermería, celadores, técnicos, radiólogo, anatomopatólogo, etc...
    Quirófano: enfermeras y cirujano


    El concepto de cirugía en quirófano


    Definición de cirugía: Rama de la medicina que trata las enfermedades por medios manuales e instrumentales.
    La cirugía es la práctica de manipulación mecánica de las estructuras anatómicas con un fin medico, diagnostico, terapéutico o pronostico. En la antigüedad la cirugía se consideraba como una aberración al tratamiento de una enfermedad y la enfermedad se curaría con dieta y fitoterapia, pero eso cambio dado que en la edad media la cirugía comenzó a tener una muy grande importancia y pasando el tiempo fue evolucionando y mejorando logrando grandes avances.

    Las especialidades quirúrgicas que existen son:
    • Angiología y Cirugía vascular.
    • Cirugía General.
    • Cirugía oral y maxilofacial.
    • Cirugía plástica y reparadora.
    • Cirugía torácica.
    • Cirugía Cardiovascular.
    • Cirugía oncológica.
    • Cirugía bariátrica.
    • Cirugía pediátrica.
    • Neurocirugía.

    Áreas del quirófano


    El área quirúrgica se divide en tres áreas y tiene por objetivos minimiza la dispersión de microorganismos infecciosos, así como facilita el flujo de pacientes, personal e instrumentos y equipamientos necesarios para el cuidado sanitario. El quirófano está estructurado en las siguientes áreas:

    Zona negra: La primera área de restricción que es una verdadera zona amortiguadora de protección. Es el área de acceso, en ella se revisan las condiciones de operación y presentación de los pacientes; se hace todo el trabajo administrativo relacionado y el personal. Cambiar el vestido por la ropa especial de uso de quirófano.

    Zona gris: La segunda área es la llamada también zona limpia, todo personal que entra a la zona gris, debe vestir pijama quirúrgico. La cabeza se cubre con gorro de tela y oculta todo el pelo para impedir la caída de los cabellos en zonas estériles; la nariz y la boca se cubren con una mascarilla. Área semirrestringida: Incluye los pasillos de acceso al quirófano, entre otros. Acceso sólo a personal autorizado (con atuendo quirúrgico).

    Zona blanca: El área de mayor restricción es el área estéril o área blanca en la que se encuentra la sala de operaciones propiamente dicha. Área restringida: Zona estéril. Se necesita mascarilla. Incluye las salas de operaciones, áreas de lavado y habitaciones de material estéril.

    Zonas del quirófano


    Los quirófanos deben estar agrupados en una sola planta y constituir una unidad funcional independiente. Cada quirófano debe tener una superficie mínima de 30 m2. Mientras las cirugías mayores requerirán una superficie que supere los 35 m2. Los suelos y paredes tendrán características antiestáticas, serán de material plano, impermeable, inalterable, duro y resistente, con esquinas redondeadas que faciliten su limpieza. La altura suelo-techo deberá ser de 3 m.

    Se mantendrá un área específica para el almacenaje temporal de ropa o equipo contaminado. La temperatura será estable, oscilando entre los 20 y 24 grados centígrados, mientras la humedad de los quirófanos se situará en el rango del 30 al 60%.

    En cuanto a la ventilación, debe conservarse esta con presión positiva en relación a los corredores y áreas adyacentes, efectuándose un mínimo de 15 recambios de aire por hora, aunque se describen valores que van de 16 a 20 recambios, o bien de 20 a 25 por hora.

    El aire debe entrar en la parte alta del quirófano y tener una salida en el nivel inferior del mismo. No se recomienda la utilización de flujo laminar, pues no se ha comprobado beneficio significante en la utilización del mismo. Se debe limitar al mínimo el número de personas que entra en el quirófano, ya que el nivel microbiano en el mismo es proporcional al número de personas que circulan por él.

    Paciente en quirófano: Miedo al quirófano


    Miedo, debilidad, desamparo, indefensión,… son sentimientos humanos e inevitable que provocan un aumento de la ansiedad en el paciente que va a ser operado. Pero además, debido a la estructura y organización del quirófano, el paciente se encuentra con una separación entre él y su entorno habitual, en un ambiente frío, aséptico y muy tecnificado, rodeado de alarmas, aparataje sofisticado, luces potentes, y que unido al miedo a lo desconocido pueden general una carga de estrés superior al ya habitual en el paciente quirúrgico. El estímulo o situación que provoca una respuesta de estrés en este tipo de pacientes, se define con el término de “estresor o situación estresante”.

    Lo que más preocupa a los pacientes ante una operación, en orden de importancia es, en primer lugar, con un 40%, el dolor, motivado principalmente por el temor a la anestesia. Un 16% tiene miedo a “quedar mal”, es decir el temor a no poder realizar su vida habitual, el temor a una rehabilitación larga y dolorosa, miedo como consecuencia de experiencias negativas o por las referencias de personas que le paciente ha conocido con la misma dolencia. Un 15% tiene referencia de personas cercanas que le han relatado sus “graves” problemas. A los vómitos les teme un 6% de los pacientes, bien por referencias o por propia experiencia. Y tan sólo un 5% teme a la muerte.

    En cuanto al factor visual, un 19% refiere haberse sentido mal con las “potentes” luces de la lámpara cerca de la cara y por la visión del campo quirúrgico reflejado en ellas. Como el uniforme es rojo, el 11% de los pacientes encuentran el color estresante, y sus preferencias son por el verde o el azul claro como colores más relajantes. Por otra parte, a un 9% de los pacientes, les resulta estresante el hecho de ver al personal disponiéndolo todo para la operación.

    El ruido no favorece la tranquilidad en el quirófano. De hecho, un factor que molesta a un 10% de los pacientes es el propio personal hablando con tono elevado. A un 11% le estresan las conversaciones del equipo quirúrgico; bien sobre temas privados, porque pueden distraerse o sobre la propia operación, lo que les obliga a mantenerse a la expectativa, en tensión. Y un 29% cree que en quirófano se habla demasiado. En cuanto a los ruidos de los monitores, sólo afectan a un 5% y los de teléfonos y buscas a un 115.
    A un 53% de los pacientes le estresan los ruidos del instrumental, principalmente el martillo y los motores (el taladro o la sierra, como el paciente lo definen). La vivencia de este estresor, a pesar de la música, empleada como elemento de distracción y relajación, varía en función de la edad del paciente, acentuándose en el cado de personas jóvenes especialmente ansionsas.
    De hecho fueron ellos los que sugieren la conveniencia de disponer de cascos para evitar oír ruidos. Decididamente, el quirófano es un lugar muy ruidoso para el 25% de los pacientes. Por tanto, no arrastrar taburetes, no estrujar los envoltorios de papel, cerrar la puerta del lavamanos para evitar oír el ruido del agua o pinzar la goma del aspirador cuando no se utilice, son conductas que facilitan un entorno más confortable. Por último, un 24% de los pacientes se sienten afectados por la limitación de la movilidad durante la operación.

    Un grado moderado de ansiedad frente al proceso quirúrgico es inevitable. De allí la importancia de la comunicación, la información, el trato personal y la planificación de actividades como elementos generadores de confianza en los pacientes, básicos para la disminución de los niveles de estrés.

    Paciente en quirófano: Derechos y garantías de los pacientes


    Desde la llegada del enfermo al quirófano se garantizará: el respeto a su intimidad; un trato humano; apoyo psicológico; e información de cada acción que se realice durante el proceso quirúrgico.
    La información de acogida (folleto, tríptico) incluye, al menos, una descripción de las diferentes fases por las que va a pasar el paciente y advertencias o consejos especiales. La inclusión de fotografías del quirófano, puede ayudar a la comprensión del proceso asistencial. En el marco quirúrgico, el documento de consentimiento informado aborda de forma específica los aspectos relativos al acto quirúrgico y el tipo de régimen asistencial (ambulatorio/ingreso), incluyendo unos apartados mínimos de información.

    Paciente en quirófano: La anestesia


    Las fases de la anestesia comprenden la narcosis, analgesia, relajación y pérdida de reflejos. Según la dosis, su acción será meramente sensitiva, inhibidora del movimiento o incluso tóxica. La absorción de dicha dosis depende de muchos factores: alergias, medicación, sexo, etapa vital… Se distinguen tres tipos de anestesia:
    • General: afecta a todo el organismo.
    • Local: en una zona localizada. Su administración suele ser tópica.
    • Locorregional: se da en un plexo o zona inervada por un nervio.

    Anestesia general
    La anestesia se realiza mediante fármacos intravenosos, inhalatorios, o una combinación de ellos (anestesia equilibrada). Etapas de la anestesia general:
    • Inducción: Administración de la anestesia. Pérdida de la capacidad sensitiva
    • Excitación: Conducta violenta, delirium… Sube PS y PA. No se da siempre
    • Mantenimiento: Es la etapa quirúrgica. Se mantiene con medicación y control contínuo. Constantes estables
    • Recuperación: Retorno a la conciencia. Natural o por fármacos.

    Reacciones adversas
    Actúa sobre el cerebro, por lo que la mayoría de reacciones adversas son de acción central: cefaleas, miasmas… En SNC, provocan una estimulación inicial, seguida de depresión, coma, e incluso muerte (si la administración ha sido por vía intravenosa, muy rápida o a dosis elevadas). A nivel cardiovascular: taquicardia y vasoconstricción (dosis bajas). Vasodilatación, hipotensión y depresión cardíaca (dosis elevadas).

    Anestesia local
    • La anestesia local se aplica de manera tópica, a nivel de mucosas, usando spray o jaleas.
    • La anestesia local es infiltrativa si se inyecta directamente en los bordes de la herida o en lesiones de piel y mucosas. Puede provocar irritación local en la zona de administración y reacciones alérgicas. Otras manifestaciones, semejantes a la anestesia general.

    anestesia local

    Anestesia locorregional
    • Troncular: anestesia un nervio periférico o tronco nervioso. Incluye: Epidural: Anestésico inyectado en el espacio epidural o extradural del nervio raquídeo. No entra en contacto con el líquido cefalorraquídeo. Raquídea o espinal: Anestésico aplicado en el espacio subaracnoideo, donde se mezcla con el liquido cefalorraquídeo.
    • Plexo: se inyecta en un plexo, un conjunto de nervios en una misma zona que inervan varias localizaciones.
    • Regional intravenosa, controlando la extensión de la anestesia mediante el uso de torniquetes.

    Paciente en quirófano: Posibles riesgos y complicaciones


    Ansiedad del paciente: Para disminuir la ansiedad del paciente, la enfermera va a: Utilizar enfoque sereno que dé seguridad. Explicar procedimientos y sensaciones que se han de experimentar durante el procedimiento. Mantener el equipo de tratamiento fuera de la vista. Permanecer con el paciente para promover seguridad y reducir el miedo. Animar la manifestación de sentimientos, percepciones y miedos.

    Dolor del paciente: La enfermera se encarga del control del dolor y del bienestar físico referido del paciente.
    Para el manejo del dolor: Observar claves no verbales de molestias. Utilizar medidas de control del dolor antes de que este sea severo. Administración de anestesia: Vigilar signos vitales, entre otros. Evaluar y manejar las emergencias derivadas de la anestesia. Controlar retorno de la función sensorial y motora. Vigilar el estado neurológico y el nivel de conciencia.

    Riesgo de infección en quirófano: La enfermera realiza el control de infecciones intraoperatorio: Limitar y controlar las entradas y salidas de personas en el quirófano . Disponer de asepsia y esterilización . Mantener la sala limpia y ordenada para evitar la contaminación . Inspeccionar la piel/tejidos alrededor del sitio quirúrgico

    Riesgo de lesión durante la operación: La enfermera de quirófano se encargar de comprobar: Cambio de posición intraoperatorio: Comprobar el estado de la circulación periférica . Posición quirúrgica designada . Colocar material acolchado en las prominencias óseas . Vigilancia de la piel: . Observar su color, pulso, textura, y si hay inflamación . Inspeccionar estado del sitio de incisión . Comprobar temperatura de la piel

    Complicaciones respiratorias: Obstrucción de las vías aéreas, hipoxemia, hipoventilación, apnea, neumonía, atelectasia. La enfermera comprueba el estado respiratorio del paciente: permeabilidad de las vías respiratorias (ausencia de asfixia, ritmo y frecuencia respiratoria en el rango esperado), intercambio gaseoso (facilidad de la respiración), y la ventilación (expulsión de aire).

    Normas del quirófano: Cuidados inmediatos del paciente después del quirófano


    La fase postoperatoria comienza una vez que se ha completado el procedimiento quirúrgico; el paciente debe ser observado en un entorno controlado, como la Unidad de recuperación Postanestésica, Unidad de Cuidados Intensivos o Reanimación, antes de ser trasladado a una Unidad de Enfermería.

    La duración y el tipo de cuidados y de la observación postoperatoria variarán en función de lo siguiente:
    1. Situación del paciente
    2. Necesidad de soporte fisiológico
    3. Complejidad del procedimiento quirúrgico
    4. Tipo de anestesia administrado
    5. Necesidad de tratamiento para el dolor
    6. Periodo para controlar los parámetros vitales y evaluar el estado fisiológico, es decir, tiempo que tarde el paciente en estabilizarse.
    7. Cuidados de la herida quirúrgica (apósito), drenajes y sondas.

    La enfermería de quirófano sería óptimo que efectuara una visita postoperatoria y realizara una evaluación de los cuidados aplicados para mejorar los cuidados que se suministran al paciente en su proceso quirúrgico.

    Limpieza del quirófano


    Asepsia en quirófano: Destrucción de los microorganismos productores de infecciones antes, durante y después de la cirugía mediante la aplicación de una técnica estéril. La enfermera perioperatoria debe mantenerla. Los miembros del equipo quirúrgico estéril deben realizar:
    • Lavado quirúrgico: frotar manos y los brazos con un cepillo y detergente antes de entrar en el campo estéril.
    • Atuendo quirúrgico: bata, guantes, mascarilla, zapatos, gorro.

    Desinfección del quirófano: Destrucción de la mayoría de los organismos patógenos ubicados sobre superficies inanimadas. Los desinfectantes químicos son de uso común en el ámbito hospitalario, aunque suelen debilitarse en presencia de materia orgánica (esputo, sangre…), por lo que debe efectuarse una limpieza antes del proceso de desinfección. Clasificación de los elementos que se desinfectan en el hospital:

    Elementos críticos: Deben ser estériles. Ingresan en tejidos estériles o en el sist. vascular. Ej: agujas, catéteres cardiacos, sondas …

    Elementos semicríticos: Libres de microorganismos (excepto esporas). Contactan con mucosas o piel no sana. Ej: endoscopias, equipo para anestesia …

    Elementos no críticos: Contactan con la piel, no con mucosas. Ej: sabanas, cubiertos y vajilla, esfingomanómetros, paredes …

    Descontaminación del quirófano: Eliminar microorganismos de toda superficie, animada o inanimada. Responsabilidad de la enfermera circulante y de sus ayudantes, que se encargan de evitar la contaminación por patógenos presentes en tejidos, sangre y los otros líquidos corporales.

    Esterilización del quirófano: Proceso por el cual se destruye todo tipo de microorganismos, incluidas las esporas. Responsabilidad de la enfermera circulante y de sus ayudantes. Es esencial en todo el ámbito quirúrgico: espacio, personal, paciente…

    Posiciones en quirófano


    Las posiciones en quirófano son determinadas por el procedimiento que se va a realizar, teniendo en cuenta el enfoque quirúrgico y la técnica de la administración de la anestesia.

    Objetivos: • Alineación esquelética correcta. • Evitar la presión innecesaria de nervios, piel sobre prominencias óseas y los ojos. • Proporcionar una expansión torácica adecuada. • Evitar oclusión de arterias y venas. • Respetar necesidades individuales (dolores previamente valorados). • Anestesia: Bloquear los impulsos nerviosos por lo que el paciente no siente dolor. Una colocación inadecuada podría producir daños graves en el paciente

    Complicaciones: • Mala ventilación por la compresión torácica. • Lesión de los nervios periféricos por compresión o estiramiento. • Amputación de dedos en las divisiones de la mesa. • Daño del tejido por aplastamiento. • Necrosis por presión. • Ceguera por isquemia del nervio óptico. • Lesión vertebral. • Ataques de pánico en pacientes despiertos.

    Tipos de posiciones en quirófano:
    Posiciones en quirófano
    Posiciones en quirófano
    Posiciones en quirófano
    Posiciones en quirófano
    Posiciones en quirófano


    Enfermera quirófano: Funciones de la enfermera en quirófano


    Las actividades del personal de enfermería de quirófano son muy variadas y deben seguir unas normas perfectamente establecidas que requieren una preparación específica, las enfermeras juegan un papel muy importante, mencionaremos las funciones, que actúan dentro de las área Quirúrgica. Por ejemplo:

    ENFERMERA PERI-OPERATORIA.
    La enfermería peri-operatoria abarca las innumerables tareas de la enfermera relacionadas con la intervención quirúrgica de una persona. Engloba las tareas importantes de enfermería en las fases de la experiencia quirúrgica, es decir, antes de la operación, durante ella y en la fase ulterior a su práctica (preoperatorio, Intra-operatorio y pos-operatorio).

    ENFERMERA INSTRUMENTISTA.
    La enfermera instrumentista debe conocer y estar preparada para colaborar en todos los pasos quirúrgicos de las intervenciones a realizar. Incluyen el lavado quirúrgico de manos, disposición de las mesas estériles, preparación de suturas, ligaduras y equipo especial (como el laparoscópico), así como ayudar al cirujano y a los asistentes quirúrgicos durante el procedimiento, anticipando los instrumentos que se requieran, como esponjas, tubos de drenajes y otro equipo.
    A medida que se cierra la incisión quirúrgica, la enfermera instrumentista y la circulante cuentan todas las agujas, esponjas e instrumentos para asegurarse que estén completos y que no se ha retenido ninguno como cuerpo extraño en el interior del paciente.

    ENFERMERA CIRCULANTE.
    La enfermera circulante su función es la de administrar el quirófano y proteger la seguridad y salud del paciente al vigilar las actividades del equipo de quirúrgico, revisar las condiciones del quirófano y valorar continuamente al paciente en busca de signos lesivos y aplicar medidas pertinentes.
    Preparar la mesa de operaciones, verificando el correcto funcionamiento de los mecanismos de movimiento y los accesorios necesarios, que se van a utilizar en la operación, así como los requeridos para el lavado de manos y el vestuario quirúrgico.
    Recibir al paciente, comprobando su identificación y reuniendo la documentación y estudios complementarios requeridos. Comprobar que no lleva anillos, pulseras (objetos metálicos), lentes de contacto ni prótesis dentarias. Colaborar con el anestesiólogo en la inducción anestésica y la preparación de la monitorización (si no hay enfermera de anestesia). Ayudar a vestirse a la enfermera instrumentista, entregando a la misma todos los elementos necesarios para la operación. Ayudar a vestirse a cirujanos y ayudantes. Recoger el material de desecho producido durante la intervención, evitando su acumulación y siguiendo los pasos necesario para mantener el quirófano ordenado.

    Principales funciones de la enfermera quirófano:

    Función asistencial: Para la atención y el cuidado del paciente en todo momento del proceso quirúrgico, preservando su intimidad. Hay que ayudar al paciente a moverse desde la cama hasta la mesa quirúrgica con cuidado de no tirar de los catéteres, los tubos de drenaje y los aparatos de tracción.

    Función de relación: Puesto que la enfermera instrumentalista y la enfermera circulante forman parte de un equipo quirúrgico caracterizado por la interdependencia, es decir, sin los otros miembros del equipo, es imposible alcanzar los objetivos. Además, debe crearse un vínculo de relación enfermera-paciente para poder proporcionarle la mayor calidad y excelencia en los cuidados.

    Función administrativa: Cumplimentar las hojas de registros, los vales de compras, los volantes, etc., y revisar las caducidades del material y la medicación.

    Función docente: Tanto la enfermera instrumentalista como la enfermera circulante van a colaborar en el aprendizaje del personal de nuevo ingreso, forman a estudiantes y realizan cursos para colaborar y mejorar continuamente su formación.

    Función investigadora: La enfermería es una profesión que cada vez está más presente en el métodos más adecuados para mejorar la atención del paciente, la asistencia
    a congresos exponiendo trabajos, etc.

    Ropa quirófano: Colocación de gorros, calzas, mascarillas, guantes y bata estéril


    Todas las formas de vestimenta quirúrgica sirven a un solo propósito: constituyen una barrera entre las fuentes de contaminación y el paciente o el personal. Los estándares de la asepsia nunca deben ceder a la comodidad individual o las tendencias de la moda.

    Técnica de colocación de gorros
    Los gorros son piezas de papel o tela, de diversos modelos según sean para hombre o mujer, que se usan en cirugía para cubrir el cabello. Debe colocarse de forma que cubra totalmente el cabello, dejando libres los oídos.

    Técnica de colocación de calzas
    El calzado debe ser cómodo, con suela blanda, pero gruesa, que impida que una aguja accidentalmente tirada en el suelo la atraviese y lesione la superficie de la planta del pie. Las calzas o patucos son una especie de fundas de plástico para el calzado, que se utilizan en quirófano y áreas estériles para evitar la contaminación en estas zonas.

    Técnica de colocación de mascarillas
    Las mascarillas, al igual que los gorros y los patucos, son piezas de un solo uso (desechables), que se colocan tapando la boca y la nariz del personal y actúan de filtro para el aire exhalado. Este aire es rico en microorganismos que se depositan en la cara interna de la mascarilla, evitando la difusión de gérmenes por el aire y por tanto, posibles contaminaciones del paciente.

    Técnica de colocación de guantes estériles
    Aunque se realice correctamente el lavado de manos quirúrgico, no queda garantizada la eliminación de los microorganismos, por lo que es necesaria la utilización de guantes estériles. Todos los actos quirúrgicos exigen unas condiciones de asepsia y esterilización total del medio, con objeto de proteger al paciente y a los profesionales trabajan con el mismo.

    Técnica de colocación de bata estéril
    La bata quirúrgica es de uso exclusivo dentro del área de quirófanos. Las batas quirúrgicas estériles tienen como función principal crear una barrera antiséptica entre el lugar de la incisión quirúrgica, el cirujano y su entorno.