Protocolo en quirófano


Protocolo en quirófano: El equipo quirúrgico en la sala de operaciones controla muchos factores que afecta el proceso de cicatrización. Su prioridad principal es mantener una técnica estéril y aséptica para prevenir la infección, en tanto que los microorganismos que se encuentran en el paciente causan con frecuencia infección pos-operatoria, los microorganismos del personal médico también constituyen una amenaza independientemente de la fuente la infección impide la cicatrización, además de las preocupaciones acerca de la técnica estéril.

Puntuación de los usuarios:

Valoración 9.2 9.2 basado en 87 opiniones

el quirofano


Protocolo quirófanos


  • Protocolo en quirófano: Objetivo y justificación del manual

  • Es de gran utilidad contar con un Protocolo Administrativo de Procedimientos Básicos y Específicos que guíen la actividades que realiza el Personal de Enfermería con el objetivo de unificar criterios en la ejecución de los diferentes procedimientos que se realizan en esta área. A través de este Protocolo pretendemos difundir la información y sensibilizar al personal que role por esta área, por lo cual dicho instrumento debe resguardarse y mantenerse en un lugar accesible a la consulta del personal, con el fin de lograr una comunicación efectiva.
    Objetivo general: Lograr que el Personal de Enfermería de la Unidad Quirúrgica conozca y realice los procedimientos satisfactoriamente, basándose en una fuente de información útil y de fácil acceso.

    Se elabora el presente manual donde se presentan diferentes técnicas y procedimientos a realizar en la Unidad Quirúrgica para la simplificación para el desarrollo de las actividades, en beneficio del paciente y personal de salud, optimizando los recursos materiales de la institución. Y como personal de salud de la Unidad Quirúrgica tengo el compromiso Profesional e Institucional de mantenerme actualizado en cada uno de los procedimientos, proporcionando atención de calidad y seguridad al paciente en cuanto a cirugía moderna.

    Protocolo quirófano: Unidad quirúrgica

    Es el conjunto de servicios auxiliares de diagnostico y tratamiento integrados en un área específica del hospital. La unidad quirúrgica alberga la sala de operaciones, pre anestesia, recuperación post anestésica. Central de esterilización, almacén de material de consumo, laboratorio, rayos x, banco de sangre, oficinas administrativas y pasillos exteriores.

    Objetivo general: mantener relación constante y coordinada con las diferentes áreas que la constituyen y elevar así la calidad de atención al paciente quirúrgico durante las etapas pre, trans y postoperatorio.

    Objetivo específico: el personal de enfermería comprenderá la importancia de respetar las diferentes áreas del quirófano y así evitar las infecciones intra-hospitalarias.

    Protocolo quirófano: Características del quirófano


    Obtener el aislamiento topográfico técnica, física, funcional en un lugar privado rodeado de limpieza y seriedad para llevar a cabo con éxito las intervenciones quirúrgicas. Obtener aislamiento microbiológico siguiendo las reglas de asepsia y antisepsia uso del uniforme quirúrgico reglamentario utilizando solo para esta área.

    Protocolo quirófano: Áreas del quirófano


    AREA BLANCA O RESTRINGIDA: Es el área de mayor restricción y comprende solamente la sala de operaciones.
    AREA GRIS O SEMIRESTRINGIDA: en ella se ubican el área de lavado quirúrgico, central de enfermeras recuperación postanestesia, pasillos de circulación interna, cuarto de material de consumo, tarjas de proceso de instrumental.
    UBICACIÓN: En la planta más baja o más alta del hospital.
    DISEÑO: Depende de la fecha que fue construido del tamaño y localización del hospital y tipo de operaciones que se van a realizar. Proporcionar un mantenimiento específico de limpieza y descontaminación y cultivos periódicamente. Centralizar todo el equipo necesario para la realización de las intervenciones quirúrgicas. Mantener interrelaciones con servicios anexos para proporcionar una atención integral como son ceye, rayos x, laboratorio, UCI, entre otros.
    TAMAÑO: El adecuado para diferentes cirugías aproximadamente de 6 x 6 x3 metros.
    PAREDES TECHOS Y PISOS: deben ser lisos fácilmente lavables, sin brillo, colores tenues de materiales duros no porosos resistentes al fuego e impermeables al agua, los pisos deben ser resistentes al agua, no conductores de electricidad.
    VENTILACIÓN: debe tener un sistema para controlar el aire filtrado se recomienda que allá 25 intercambios por hora, este sistema de cambio de aire asegura una presión positiva y hace que el aire salga del quirófano el conducto de entrada se localiza del techo y el de salida a nivel del piso, el aire condicionado la humedad a 60% y el mínimo debe ser del 50% la temperatura debe ser de 20 a 26º c.
    ILUMINACIÓN: alumbrado de techo en forma difusa en tubos de luz de neón, contando también con las lámparas de emergencia.
    SISTEMA ELECTRICO: Deben de existir tomas de corriente con circuitos separados. Las clavijas con conectores a tierra se encuentran a 1 ½ metros al piso.
    PUERTAS DEL QUIROFANO: Deben ser fácil de abrir de característica, vaivén, lisas, fácilmente lavables, colores tenues, materiales duros y con una ventanilla fija.
    MOBILIARIO BASICO DE UN QUIROFANO:
    • Mesa de operaciones
    • Mesa Riñón
    • Mesa mayo
    • Mesa Pasteur
    • Unidad electro quirúrgica
    • Aparato de anestesia con monitores
    • Equipo de aspiración
    • Cubetas con base rodante
    • Bancos giratorios y bancos de pie.

    Protocolo quirófano: Medidas de higiene y seguridad


    1.- Ingresar al área quirúrgica exclusivamente con uniforme quirúrgico y lavarse las manos antes de iniciar su jornada de trabajo y cuantas veces más sean necesario.
    2.- Revisar el mobiliario y equipo electro medico que se encuentre en optimas condiciones.
    3.- Supervisar que el personal de mantenimiento la rutina diaria y reportar desperfectos del área quirúrgica.
    4.- Supervisar que el personal de servicios básicos realice la rutina de limpieza al inicio del turno.
    5.- Supervisar que el personal del área quirúrgica realice la clasifican de desechos hospitalarios correctamente.
    6.- Supervisar que el personal de servicios básicos realice la limpieza y descontaminación correctamente en el caso séptico.
    7.- Supervisar que el personal de servicios básicos realice el integral semanal adecuadamente.
    8.- Tomar el control bacteriológico posterior al integral semanal una vez por mes y corroborar el resultado.
    9.- Respetar en todo momento la cadena de esterilización y las áreas del quirófano.
    10.- Tener siempre disponible el sistema contra incendios y el personal capacitado en este procedimiento.
    11.- Evitar los ruidos excesivos como gritos, grabadoras, celulares, etc.

    Desinfección inicial del quirófano:
    Concepto: Es el procedimiento de limpieza del mobiliario de Quirófano al inicio del turno con el fin de destruir los agentes infecciosos. Objetivo general: El Personal de Enfermería conocerá la importancia de efectuar la desinfección inicial del Quirófano.

    Objetivos específicos:
    • Eliminar la mayoría de los microorganismos patógenos que pudieran existir en las superficies inanimadas.
    • Mantener el ambiente aséptico en óptimas condiciones higiénicas necesarias para el comienzo del quirófano.

    Procedimiento:
    • Se limpiara con un lienzo húmedo y solución desinfectante o germicida todo el mobiliario de la sala, incluyendo lámparas, superficies planas y equipo fino o portátil, iniciando de derecha a izquierda o viceversa.
    • Ya realizada la desinfección inicial se procederá a la revisión del funcionamiento de mobiliario y lámparas.
    • Se equipara el quirófano de acuerdo a la Cirugía.

    Protocolo quirófano: Recomendaciones para la limpieza de aéreas quirúrgicas


    Las "superficies ambientales" son superficies que no entran en contacto directo con pacientes durante el cuidado de salud. Las mismas representan un íntimo riesgo de transmisión de enfermedad y pueden ser descontaminadas usando métodos menos rigurosos que aquellos usados sobre instrumentos y dispositivos médicos. Pueden ser clasificadas según Favero y Bond en superficies de equipos médicos (Ej. perillas o manijas sobre máquinas de anestesia, aparatos de radiografía, carros de instrumento) y superficies comunes.

    Aunque las superficies ambientales contaminadas micro-biológicamente pueden servir como fuente potencial de patógenos, las mismas generalmente no son asociadas directamente con la transmisión de infecciones para el personal o pacientes. La transferencia de gérmenes de superficies ambientales a pacientes se produce en gran medida a través de las manos. Por tanto, algunas superficies como los pisos, difícilmente pueden tener influencia en las tasas de infección hospitalaria (IH). De hecho, no hay estudios que hayan demostrado relación entre contaminación de superficies comunes y tasa de Infección de sitio quirúrgico.

    La limpieza es el primer paso necesario de cualquier proceso de desinfección, es una forma de descontaminación que se logra al eliminar la materia orgánica, sales, y suciedad visible, cuya presencia interfiere con la acción anti-microbiana de los desinfectantes. Al remover la suciedad, también estamos retirando microorganismos. La remoción física de microorganismos y suciedad, por paño o fregado con detergentes y surfactantes y posterior enjuague con agua elimina la gran mayoría de los microorganismos de las superficies (90- 95%), de hecho, la limpieza es probablemente tan importante, si no los es más, que cualquier efecto antimicrobiano de agentes desinfectantes.

    Remover la suciedad es lo más importante en el acto de limpieza, independiente si usamos desinfectante o no. La limpieza de superficies siempre debe ser realizada en húmedo, para impedir que partículas de polvo o pelusa que se depositan en las superficies horizontales queden en suspensión en el ambiente y se transformen en un vehículo de transporte para los microorganismos. Múltiples estudios han demostrado que la desinfección de pisos no ofrece ninguna ventaja sobre la limpieza regular detergente/agua y que tiene mínimo o ningún impacto sobre la ocurrencia de infecciones. Incluso, no se han documentado diferencias en las tasas de infección asociadas a cuidados de la salud cuando los pisos fueron lavados con detergente versus desinfectante.

    Remover la suciedad es lo más importante en el acto de limpieza, independiente si usamos desinfectante o no. La limpieza de superficies siempre debe ser realizada en húmedo, para impedir que partículas de polvo o pelusa que se depositan en las superficies horizontales queden en suspensión en el ambiente y se transformen en un vehículo de transporte para los microorganismos. Múltiples estudios han demostrado que la desinfección de pisos no ofrece ninguna ventaja sobre la limpieza regular detergente/agua y que tiene mínimo o ningún impacto sobre la ocurrencia de infecciones. Incluso, no se han documentado diferencias en las tasas de infección asociadas a cuidados de la salud cuando los pisos fueron lavados con detergente versus desinfectante.

    Además, los pisos recién limpiados rápidamente se re-contaminan con microorganismos aerotransportados y aquellos trasladados por zapatos, ruedas de equipo, y otras suciedades.

    Una fuente de contaminación en el proceso es el paño de limpieza sobre todo si es abandonado dentro de una solución usada, lo que se debe evitar. El lavado de los paños de piso después de su empleo y el secado puede ayudar a reducir al mínimo el grado de contaminación. Varios investigadores han reconocido la alta contaminación microbiana de paños de piso usados y mojados así como la potencial dispersión de la contaminación al re-usarlos. Se ha descrito que trapeando las superficies con un paño contaminado puede resultar en contaminación de manos, equipamiento y otras superficies, Estas publicaciones deben servir de guía para la elaboración de políticas de limpieza y descontaminación de material reutilizable de limpieza. Por ejemplo, recomendar la inmersión del paño de limpieza en una dilución de hipoclorito de sodio por unos minutos.

    Cualquier estrategia de limpieza debe evitar la contaminación de soluciones y equipos. Las soluciones en uso se contaminan casi inmediatamente durante su utilización, y su empleo continuo aumenta el número de microorganismos a cada superficie limpiada posteriormente; por ello las soluciones de limpieza deben ser sustituidas con frecuencia, y se debe evitar reutilizarlas.

    La limpieza/desinfección excesiva de superficies ambientales y con procedimientos incorrectos, no necesariamente es mejor para los pacientes y podría sembrar el ambiente con potenciales patógenos, tal cual lo demostró un estudio sobre limpieza de colchones en hospitales.

    Se deben implementar medidas para reducir la frecuencia de contaminación bacteriana en desinfectantes y sus posibles consecuencias de uso, como no diluir los germicidas o prepararlos correctamente según las recomendaciones del fabricante, evitar acciones inapropiadas que puedan resultar en contaminación extrínseca (Ej. en el punto de uso), mantener los stock adecuadamente, etc. La contaminación ocurre sobre todo si la solución está preparada en un contenedor sucio, almacenada durante largos períodos de tiempo, o preparada incorrectamente o con agua contaminada. Algunos bacilos Gram negativos (Ej. Pseudomonas spp. y Serratia marcescens) han sido cultivadas en las soluciones sin uso de algunos desinfectantes (Ej: fenólicos y compuestos de amonio cuaternario). A nivel local, se ha documentado la contaminación de detergentes desde el mismo fabricante (Ej: Enterobacter Agglomerans) lo que reafirma la necesidad de monitorear microbiológica y periódicamente los detergentes.

    Algunos procedimientos quirúrgicos donde no se produce suciedad o derrames sanguíneos ni de otros fluidos corporales, no necesariamente requerirían limpieza del quirófano entre uno y otro acto. Tal es el ejemplo de la colocación de tubos transtimpánicos o cirugía de catarata, donde hacer la limpieza entre operaciones puede retrasar mucho la coordinación del día sin dar un beneficio. Por tanto, según algunos autores el sentido común debería dictar la frecuencia en la cual la sala de operaciones debe ser limpiada. A pesar de éste razonamiento, los CDC recomiendan limpiar las salas de operaciones entre procedimientos aunque limitan está higiene a áreas visiblemente sucias. No hay datos que sustenten la desinfección de superficies ambientales entre operaciones en ausencia de suciedad visible.

    La cirugía sucia o contaminada no requiere un proceso de desinfección especial, ni hay fundamento para que sea programada para el final del día La técnica de "pulverizar" un desinfectante es un método insatisfactorio de descontaminación del aire y superficies y no se recomienda con propósito de control de infecciones en hospitales. Los desinfectantes de alto nivel, asimismo son altamente tóxicos y su uso en superficies ambientales está prohibido; se debe evitar el uso de desinfectantes de ambiente que contengan: glutaraldehído, ácido peracético, formaldehído. Debido a que algunos estudios han señalado la ocurrencia de hiper-bilirubinemia en neonatos, cuando se desinfectaron cunas o incubadoras con fenólicos, se recomienda no limpiar incubadoras, colchones, y otras superficies de niños con éstos productos.

    Área de aplicación:
    Estas recomendaciones son aplicables a salas de operaciones, unidades de cirugía ambulatoria, salas de hemodinamia, salas de endoscopia, departamento de radiología e intervencionismo vascular, entre otras.

    Objetivos:
    1. Proporcionar directivas para la limpieza ambiental en los servicios mencionados.
    2. Minimizar el riesgo de exposición ocupacional de patógenos sanguíneos de pacientes y personal de la salud.

    Supuestos previos:
    Se considera que todos los pacientes están potencialmente infectados con patógenos sanguíneos u otros patógenos, por lo que el protocolo de higiene ambiental a aplicar será siempre el mismo, independientemente del diagnóstico del paciente. A pesar de las características microbiológicas de cada cirugía (entiéndase cirugía limpia, limpia-contaminada, contaminada o sucia), se aplica el mismo procedimiento de limpieza de la sala de operaciones. No se deben "cerrar" ni "clausurar" quirófanos así como tampoco aplicar el viejo y empírico criterio de "descanso" La cirugía sucia o contaminada no requiere un proceso de desinfección especial ni tiene porque ser programada para el final del día.

    Recomendaciones:
    1. La responsabilidad de un ambiente quirúrgico limpio es compartida por el equipo de control de infecciones hospitalarias, el cirujano jefe
    de block y la licenciada en enfermería de sala de operaciones, quienes deben acordar sobre la higiene ambiental del sector. 2. Rutinariamente se debe limpiar el ambiente quirúrgico para minimizar la presencia de polvo, pelusa, suciedad, fluidos corporales, carga microbiana.
    3. Cada día, antes de comenzar la jornada de trabajo se recomienda la limpieza de las superficies horizontales incluyendo superficies de trabajo y el equipamiento de la sala, sean estos móviles (unidad de bisturí eléctrico, mesas para instrumental) o estáticos (lámparas quirúrgicas, manillas de puertas) (excluír pisos),
    4. Todo equipo que ingrese en el quirófano debe estar limpio y libre de polvo.
    5. La limpieza se hace entre procedimientos y al final del día. Se debe inspeccionar el equipamiento o carros que requieran ser limpiados antes de retirarlos del área.
    6. Durante un procedimiento quirúrgico, es necesario limpiar tan pronto se ensucien las áreas contaminadas con materia orgánica fuera del campo estéril y que generalmente son pequeñas, utilizando un producto detergente/germicida. Para ello el personal debe utilizar equipamiento protectivo personal (EPP), este es obligatorio cuando el trabajador corre riesgo de contacto directo con material infeccioso.
    7. Si hay pequeños derrames (<= 10 mi) estos se deben absorber con una toalla de papel y luego se debe limpiar el área. Una solución de 1: 1 00 de hipoclorito de sodio se puede utilizar como desinfectante.
    8. Las soluciones de hipoclorito de sodio se deben usar frescas (diluidas en el día) y no se deben almacenar grandes volúmenes en el hospital, pues en treinta días, una solución de hipoclorito pierde el 50% de su concentración inicial aunque esté almacenado en recipientes oscuros, de plástico y cerrados. El hipoclorito de sodio no puede ser mezclado con agua caliente ni detergentes y es corrosivo para metales. Se debe optar por otros desinfectantes de bajo nivel en superficies metálicas. Para superficies pequeñas, es aceptable el uso de fricciones con alcohol 70%.
    9. Para superficies de alto contacto o superficies de equipos médicos (Ej. máquina de anestesia, unidad de electro-bisturí) es recomendable utilizar un desinfectante de bajo nivel incluido en la solución detergente o utilizado en el enjuague.
    10. Todas las muestras obtenidas de pacientes en sala de operaciones (órganos, tejidos, sangre, líquidos, etc) se deben colocar en contenedor impermeable para su traslado.
    11. En caso de ser necesaria la desinfección de cunas o incubadoras evitar el uso de fenoles y si se usa un desinfectante de bajo nivel aprobado, asegurarse de enjuagar con agua el mismo luego de su aplicación y antes de su uso.
    12. El equipamiento que se vea sucio debe ser limpiado.
    13. No está permitido el uso de desinfectantes de alto nivel para ambientes. Por razones de salud ocupacional se debe evitar el uso de desinfectantes que posean formaldehído, fenoles o glutaraldehído para superficies ambientales.
    14. Las paredes, puertas, cialíticas y techos, solo deben ser limpiadas si tienen suciedad visible (polvo, salpicaduras, etc)
    15. Después de cada acto operatorio se debe mover la mesa de operaciones, para detectar suciedad u objetos que hayan podido caer durante el acto quirúrgico. La limpieza debe limitarse a un área de 1 - 1.2 metros (3-4 pies) del campo quirúrgico donde esté visiblemente sucio. La extensión del área de limpieza dependerá de la visualización de suciedad en áreas adyacentes. Limpiar con mapa o paño de piso. Si la suciedad es muy voluminosa (Ej.: pos-cesárea) es aconsejable el cambio de la solución de limpieza durante el procedimiento No existe evidencia científica que sustente la limpieza de todo el piso entre procedimientos, por lo que no se recomienda.
    16. Residuos sólidos. Todos los objetos corto-punzantes utilizados en el acto quirúrgico deben ser descartados en un contenedor resistente a punciones y el resto de los residuos se deben clasificar según norma. Se debe dar cumplimiento a las "Normas de Bioseguridad en la prevención de accidentes por exposición a sangre y fluidos corporales". MSP. Programa Nacional de SIDA. ONUSIDA. Marzo, 2002 y al Decreto 135/99 (Manejo intra-institucional de Residuos Sólidos Hospitalarios)
    17. Una vez por día, durante los días que haya actividad quirúrgica, se debe proceder a la limpieza diaria terminal (ésta se hace luego de practicada la última cirugía del día o en el turno de la noche) En ésta limpieza se debe incluir el piso en todas su extensión y debajo de la mesa de operaciones, debe aplicarse desinfección con paño húmedo o fricción e incluir los equipos montados o fijados al techo. La limpieza diaria terminal incluye pasillos, área de lavado quirúrgico, muebles y equipos.
    18. La limpieza de fin de semana debe incluir también un aseo de ruedas de equipos, ya que estas acumulan fácilmente restos de suturas, etc., los que finalmente traban las ruedas.
    19. Dispensadores de jabón líquido reutilizables no están recomendados. Los mismos pueden servir de reservorio o fuente de infección de gérmenes.
    20. Monitorear microbiológica y periódicamente los detergentes recibidos de distintos fabricantes.
    21. Todo el equipo utilizado para la limpieza ambiental debe ser limpiado y adecuadamente almacenado hasta un nuevo uso.
    22. Los hospitales deben tener procedimientos de limpieza escritos acordes a éstas recomendaciones. Deberían especificar aunque no limitarse a: preparación diaria de soluciones desinfectantes frescas, frecuencia de cambio de las mismas y de paños de piso o mapa según uso, forma de limpieza, etc.

    Protocolo quirófano: El equipo quirúrgico en caso séptico


    Conducta del equipo quirúrgico en caso séptico:
    Concepto: Es un conjunto de procedimientos o técnicas especificas asépticas, que se realizan, primeramente con los elementos que participan en el acto quirúrgico y que por su importancia constituyen normas.

    Objetivos:
    • Impedir Que los microorganismos patógenos invadan otras áreas.
    • Proteger al personal del quirófano y a los demás pacientes de problemas fuentes de infección.
    • Destruir los microorganismos antes se que se diseminen en pisos, objetos y materiales.
    Esta conducta empieza desde el momento en el que se comunica el Dx. Del paciente que va a ingresar a la sala por lo que el equipo quirúrgico que va estar formado por un Cirujano, Anestesiólogo, ayudantes, Enfermera Instrumentista y 2 Enfermeras Circulantes. Actitud de la enfermera en caso séptico:
    Esta conducta se efectúa en los casos considerados como:
    • Cirugía rectal
    • Cirugía intestinal debida a una perforación.
    • Debridacion de abscesos abdominales.
    • Osteomielitis.
    • Amputación por gangrena gaseosa.
    • Fasciotomia (para drenar además causados por estafilococos).
    • Apendicitis perforada.
    • Sepsis generalizada.
    • S.I.D.A
    • Artritis séptica.
    • Celulitis bacteriana.
    • Heridas expuestas potencialmente infectadas.
    • Pio tórax.
    • Quemaduras Infectadas.
    • Peritonitis.
    • Procesos sépticos abdomino-perineales.
    • Aborto séptico.

    Protocolo quirófano: Preparación de la sala de operación


    Concepto: Actividades del personal de Enfermería encaminadas al acondicionamiento y Función de la Sala, de acuerdo al procedimiento que se vaya a realizar.
    • Aseo inicial del quirófano.
    • Ropa Quirúrgica (bultos de cirugía mayor, compresa y bata adicional).
    • Material del consumo: gasas, apósitos, agujas, jeringas, y medicamentos anestésicos
    • Soluciones antisépticas: Isodine espuma, Isodine solución, alcohol yodado, jabón solución.
    • Materia de canje: Tubo látex, jeringa asepto, y perilla.
    • Instrumental: Quirófano 1: Charola para cesárea, equipo de aseo, y equipo de bloqueo. Quirófano 2: Instrumental de traumatología, equipo de aseo, y equipo de bloqueo. Quirófano 3: Charola de cirugía general, equipo de aseo, y equipo de bloqueo.

    Protocolo quirófano: Recepción del paciente en quirófano


    Concepto: Procedimientos y Cuidados técnicos orientados directamente a la intervención Quirúrgica del Paciente. Objetivo: Asegurarse que el paciente está en las mejores condiciones físicas y emocionales posibles para enfrentarse a la Intervención Quirúrgica.
    • Que el paciente vista ropa de Hospital y aseo personal.
    • Solicitud de Autorización de Tratamiento por el familiar
    • Expediente clínico completo.
    • Estudios de laboratorio recientes.
    • Verificar que cuente con sangre cruzada.
    • Vena permeable con punzocat de calibre grueso (14, 16,18).
    • Preparación de la piel (tricotomía 30 min antes de la intervención quirúrgica).
    • Retiro de prótesis dentales y lentes (contacto).
    • Toma de signos vitales, peso, talla principalmente en pacientes pediátricos.

    Protocolo quirófano: Asepsia Quirúrgica


    Concepto: Conjunto de procedimientos, practicas y maniobras que se aplican sobre la piel y mucosas del paciente destinadas a impedir la colonización o destruir los gérmenes patógenos por medio de agentes químicos. Objetivo: Destruir los gérmenes e impedir su desarrollo y evitar la contaminación.
    Reglas de asepsia:
    • Del centro a la periferia.
    • De arriba hacia abajo y a la derecha.
    • En forma rotaria.
    • De limpios a sucios en una área estéril.
    • De limpio a limpio.
    • De estéril a estéril.

    Protocolo quirófano: Lavado Quirúrgico de manos


    Concepto: Frote enérgico de todas las superficies de las manos hasta los codos con una solución antimicrobiana, seguido de enjuague al chorro de agua. Objetivos:
    • Eliminar la flora bacteriana de las manos y antebrazos para que queden quirúrgicamente limpios (no estéril).
    • Cumplir con una norma de quirófano.
    • Darnos seguridad durante una intervención quirúrgica y así proteger al paciente.

    Principios que intervienen:
    Mecánicos:
    • El cepillado moviliza las grasas, los m.o. y las células muertas de la epidermis.
    • El cepillado produce abúndate espuma, favoreciendo la penetración del jabón.
    • El cepillado rotatorio facilita el aseo da la piel, por la distribución irregular de las celdillas epiteliales.

    Físicos:
    • Los líquidos fluyen por acción de la gravedad.
    • El arrastre se facilita en un plato inclinado.
    • El uso coordinado del sistema musculo esquelético para producir movimientos correctos, mantiene el equilibrio y evita en cansancio.

    Químicos:
    • El jabón emulsiona las grasas.
    • El alcohol disuelve las grasas y coagula las proteínas.
    • Las soluciones antisépticas destruyen los gérmenes.

    Preparación de las manos:
    1. Las uñas de las manos quedaran al aborde la yema de los dedos, para evitar perforaciones de los guantes.
    2. Quítese los anillos, aretes, cadena, ya que todos los artículos de joyería albergan microorganismos, además que constituyen una fuente potencial de contaminación para la herida quirúrgica.
    3. No utilizar esmalte en las uñas, el esmalte se despotilla con gran facilidad, formando una albergue para los microorganismos en las fisuras.
    4. Revisar las manos para comprobar que no haya soluciones de continuidad (heridas).

    Técnicas de lavado Quirúrgico de manos:
    1. El lavado quirúrgico de manos consta de tres tiempos.
    2. El lavado es de diez minutos de manera escrupulosa.
    3. Los movimientos en uñas y codos se realiza 20 veces, en las otras áreas se efectúan diez veces.
    4. Se efectúa un lavado inicial medico o higiénico, consiste en lavarse las manos hasta el tercio inferior del brazo con agua y enjuagarse.

    Primer tiempo:
    Tome el cepillo estéril y vierta suficiente jabón sobre del mismo, dejándolo que corra a la mano y antebrazo y parte inferior del brazo
    1. Empezar a cepillarse con movimientos circulares la palma de la mano (10 veces).
    2. Continuar con los dedos y espacios interdigitales.
    3. Se continúa con el orden lateral de la mano y dedo meñique, continuando con los espacios ungueales hasta el borde lateral del dedo pulgar y mano.
    4. Continuar con el dorso de la mano iniciando con los dedos (del dedo pulgar al meñique).
    5. Se continúa con el dorso.
    6. Se continúa con movimientos circulares en muñeca. Parte media del antebrazo.
    8. Parte superior del antebrazo.
    9. Parte inferior del brazo en sus caras anterior y posterior todo esto con movimientos circulares.
    10. Se termina en el codo (20 veces) se deja el jabón y se enjuaga el cepillo, se vierte jabón y se realiza el procedimiento en la mano opuesta.

    Segundo tiempo:
    Enjuagar la primera mano, entrando y saliendo del agua de la regadera sin regresar, dejando escurrir el agua de mano a codo, repita la técnica del tiempo número a, hasta el tercio superior del antebrazo. Enjuague el cepillo y realice la técnica en la opuesta.

    Tercer tiempo:
    Enjuague el cepillo y la mano que se lavo y repita el procedimiento hasta el tercio inferior del antebrazo.
    • Repita el procedimiento del lado opuesto.
    • Enjuague el cepillo y lo colóquelo en la artesa, proceda a enjaguarse primero un brazo de mano a codo saliendo y entrando dejando escurrir el agua, enjuague el otro brazo de la misma manera.
    • Pase a la sala de operaciones con las manos en alto a la altura de los ojos.
    • Proceda a secarse la mano empezando por los dedos, espacios interdigitales, palma, dorso, antebrazo y codo, voltee la toalla y seque la otra mano, de la misma manera.
    • Deseche la toalla y colóquela en el lugar indicado.
    • Proceda a vestir la bata estéril.

    Área del lavado Quirúrgico: Es necesario contar con las instalaciones adecuadas para que todo el personal de las salas de operaciones pueda lavarse. El área del lavado de manos quirúrgico se encuentra junto al quirófano por razones de comodidad y seguridad. Es preferible usar lavabos individuales con llaves que puedan manejarse con las rodillas. El lavabo debe de ser amplio y tener una profundidad adecuada para que no salpique el agua, nunca se ponga una bata estéril sobre la ropa de quirófano húmeda pies producirá la contaminación de la misma por la humedad que absorbe. Los lavabos para lavado quirúrgico se usan única y exclusivamente para lavarse las manos y brazos.

    Equipo:
    1. los lavabos automáticos provistos de pedal manejable con rodilla.
    2. Jaboneras provistas de pedal con solución antiséptica o isodine espuma.
    3. Cepillera con cepillos estériles o cepillos individuales se emplearan un cepillo suave pero cerdas firmes.

    Protocolo quirófano: Requisitos para la identificación de las piezas quirúrgicas


    Las piezas deben de cubrir la pieza quirúrgica de formol, deberá de ir en un frasco limpio y tapado
    • Nombre.
    • Fecha.
    • Edad.
    • Sexo.
    • Diagnostico preoperatorio
    • Diagnostico post - operatorio
    • Nombre de la pieza quirúrgica
    • Nombre del cirujano
    • Nombre de la enfermera responsable.

    Protocolo quirófano: Reglamento de la unidad quirúrgica


    • No introducir alimentos en el quirófano.
    • No ingerir alimentos en el quirófano.
    • No fumar dentro del quirófano.
    • Ser respetuoso con el personal con los pacientes.
    • Estar el equipo de trabajo completo.
    • Usar el uniforme adecuado y portarlo correctamente.
    • Lavado de manos a la entrada a la unidad quirúrgica.
    • Toda cirugía electiva debe ser programada con anticipación, debiendo contar con el expediente clínico completo autorización para el procedimiento, estudio de laboratorios recientes, verificar sangre en reserva y material necesario de acuerdo con la especialidad.
    • En el servicio de cirugía general el personal de salud de la unidad quirúrgica deberá presentarse con el paciente a intervenir.
    • Corroborando cuidados preoperatorios.
    • Proporcionar preparación psicológica.
    • El médico cirujano tiene un tiempo razonable para presentarse a la sala asignada para la intervención.
    • El médico anestesiólogo debe de hacer valoración pre anestesia de los pacientes programados en su turno.
    • Comunicar al jefe de la unidad quirúrgica en relación a la cirugía cuando el quirófano se contamine y proceder a su desinfección.
    • Las urgencias en el quirófano tiene prioridad sobre la intervención electiva, una vez suspendida debe de ser reprogramada.
    • No hay programación quirúrgica los domingos y días festivos, solo urgencias.

    Protocolo quirófano: Reglamento del uniforme


    • El uso adecuado del uniforme, busca desarrollar la virtud del orden y la elegancia, que tiene que ver con el respeto por el otro y por uno mismo.
    • El uniforme es la imagen que le damos a todos, por el nos reconocen, así debemos mostrarnos orgullosos de portarlo completo, limpio y en el mejor estado posible.
    • El uniforme es parte de la imagen que mostramos por lo tanto el correcto uso del mismo es imprescindible.
    • Evita las distinciones por la ropa que se use, y así se pone la mirada en el ser y no en la ropa que usa.
    • La forma de vestir ayuda a construir la percepción y valoración de la persona.

    Protocolo quirófano: Medidas generales pre-operatorias


    • Antes de iniciar la cirugía, retirar de la sala el equipo, mobiliario y material que no será utilizado.
    • Colocar en la puerta de la sala de operaciones "Cirugía Séptica".
    • Limitar y controlar el tránsito de personal, material y equipo durante el trans y post operatorio.
    • Manejar al paciente con técnica de aislamiento.
    • Se usaran bolsas de plástico para desechar basura y colocar la ropa.
    • Se solicitara quitar el clima artificial y se sella con papel y tela adhesiva el inyector y el extractor de aire.
    • Sellar la puertas que no van hacer utilizadas.
    • El equipo quirúrgico deberá usar doble pijama.
    • Se equipara la sala con todo lo necesario: Ropa, Instrumental, Equipo y Material de Sutura.
    • El anestesiólogo y la circulante reciben e identifica al paciente.
    • Se coloca cómodamente en la mesa de operaciones y se sujeta con las debidas precauciones.
    • Retirar de la sala cualquier material o abasto innecesario.
    • Los aparatos que queden dentro de la sala, se cubrirán con lienzos húmedos con el objeto de que todos los microorganismos, queden retenidos en estos.
    • Se colocaran bolsas de plástico, una para basura y otra para la ropa, marcadas con etiquetas de contaminado, estas se pondrán en un soporte para jofainas o pegadas a la pared.
    • En las cubetas de pie se colocaran bolsas de papel encerado o plástico.
    • Colocar en una mesa del quirófano 2 grandes jofainas. Una con solución germicida o caliente y la otra con agua caliente, un cepillo y una compresa, una charola para traslado de instrumental al esterilizador de lavado a presión.
    • Fuera del quirófano 2 grandes jofainas. Una con solución germicida o caliente y la otra con agua caliente, un cepillo y una compresa, una charola para traslado de instrumental al esterilizador de lavado a presión.
    • Fuera del quirófano se prepara una mesa con gorros, cubre bocas, botas, pijamas, bolsas de plástico y en la entrada de quirófano un tapete con solución germicida.
    • Al llegar el paciente a quirófano se recibirá en el transfer y se pasara a inmediatamente a la sala preparada antes de salir la camilla se retira la ropa y se desinfecta esta.
    • Se coloca en la puerta un letrero de "Contaminado" para evitar la entrada y salida del personal durante el acto quirúrgico.
    • La segunda enfermera circulante es la encargada de vigilar la entrada, salida y de proporcionar lo que se necesite en el trans-operatorio.
    • En caso de que otra puerta de acceso al quirófano esta se cubrirá con hule.
    • Al terminar la operación el personal médico y paramédico debe depositar gorro y cubre boca en la bolsa de basura y en la bolsa de la ropa, la bata y las botas, esto se hace en la puerta sobre el tapete y se tomaran de la mesa de afuera las botas, gorro y cubre bocas, pijamas y una bolsa. Esto con el objeto de depositar la pijama en la bolsa y regresarla a la sala.
    • El personal que acompaña al paciente a la unidad elegida (recuperación aislada) debe regresar la roa contaminada y la camilla para la limpieza y tratamiento especial.
    • La enfermera Instrumentista colocara las piezas quirúrgicas en los recipientes adecuados.
    • El instrumental se lavara en solución germicida ya preparada, se tallara enérgicamente con un cepillo primero el instrumental limpio y luego el sucio se enjuaga y se coloca en la charola del instrumental del AMSCO, siempre y cuando se cuente con este aparato, y si no se deja dentro de la sala en la solución germicida de 20 a 30 minutos, después se vuelve a lavar y se procede a esterilizar.
    • Se sumerge en la solución germicida de caucho sondas, tubos de aspiración, equipo anestésico de caucho durante 20 a 30 minutos, se lava, se enjuaga y se seca Auto Clave Gas.
    • Diluya todos los materiales líquidos en un volumen igual de germicida durante 20 a 30 minutos, después se elimina en el fregadero.
    • En este momento el personal de intendencia procede a rociar paredes, pisos y demás mobiliarios que se encuentran dentro de la sala, con solución germicida, se colocara un letrero afuera con la hora, fecha y tipo de operación. Se sellara la sala y se mantendrá cerrada de 20 a 30 min. Al término de este tiempo, se volverá a limpiar la sala.