Ropa quirófano: colocación de bata y guantes


Ropa quirófano: Aprende la colocación de bata y guantes. Ropa para quirófano, imágenes, información técnica. A continuación ropa para quirófanos. Quirófano: colocación de ropa. El objetivo de la ropa de quirófano es proporcionar barreras eficaces que eviten la diseminación de microorganismos al paciente. Ropa espacial para uso en quirófano. El personal debe vestir bata y guantes quirúrgicos.

Puntuación de los usuarios:

Valoración 9.2 9.2 basado en 87 opiniones

el quirofano


Ropa quirófano


  • Ropa quirófano: colocación de bata y guantes


  • Ropa quirófano: Características de la bata quirófano
    Antes de describir el procedimiento, comentar que:
    • La bata ha de ser larga sin arrastrar, preferiblemente con una pieza de tela que cubre la espalda (envolventes Mod. Barton).
    • Las batas han de ser resistentes a la penetración de líquidos y sangre, ser cómodas y no producir excesivo calor (Poliester trenzado, tejido sin tejer, poliamidas trilaminares).
    • Los puños deben ajustar bien y las mangas suficientemente largas.
    • La bata es una barrera pequeña frente al paso de gérmenes, se evitará por tanto tocarla con las manos enguantadas.
    • Se cambiará siempre que esté mojada o sudada. Si no son hidrofobas.
    • Se considera estéril de cintura a mitad de tórax por delante y hasta los codos en los brazos, se evitará tocar partes distales con las manos.
    • En general las manos se mantendrán siempre a la altura de la cintura y separadas de la bata.

    Ropa quirófano: Procedimiento para la colocación de la bata quirófano


    1) Alcanzar el paquete estéril y levantar la bata doblada directamente hacia arriba.
    2) Separarse de la mesa, hacia una zona donde no estorbe, para tener un margen de seguridad durante la colocación.
    3) Manteniendo la bata doblada, localizar la cinta del cuello.
    4) Manteniendo la parte interna del frontal de la bata inmediatamente por debajo de la cinta del cuello con las dos manos, dejar desplegar la bata, manteniendo la parte interna de la misma hacia el cuerpo. No tocar la parte externa con las manos desnudas.
    5) Manteniendo las manos a nivel de los hombros, introducir ambos brazos en las mangas simultáneamente.
    6) La enfermera circulante coloca la bata sobre los hombros, cogiéndola por la costura interior del hombro y brazo. Se tracciona de la bata, dejando los puños para ocultar las manos, para utilizar el método cerrado de colocación de guantes y en el caso que la enfermera instrumentista utilice el método abierto para colocación de guante, la enfermera circulante traccionará hasta dejar las manos descubiertas. Se ata o sujeta firmemente la parte posterior a nivel del cuello y cintura, tocando el exterior de la bata a nivel de las cintas o sujecciones, sólo en la espalda.
    Ropa quirófano: colocación bata
    Si la bata es de las que se cruzan por la espalda, no se debe tocar la parte estéril que va a cubrir la espalda hasta que la persona se haya colocado la bata y los guantes. Una bata estéril puede cruzarse de varias formas:

    1) Con las manos enguantadas, desatar las cintas en la parte anterior o en un lateral. Un miembro del equipo estéril sujeta la cinta con la derecha y permanece inmóvil. Dejando un margen de seguridad, se gira hacia la izquierda, cubriendo completamente la espalda con la parte extendida de la bata. Se toma la cinta que ofrece el ayudante y se ata en el lado izquierdo de la bata.

    2) Si es usted la primera persona que se pone la bata y los guantes y otros miembros del equipo estéril no pueden ayudarle, la cinta de la derecha se sujeta con un instrumento estéril, por ejemplo, una pinza de Allis. Se entrega cuidadosamente la pinza al enfermero circulante. Mientras que este circulante permanece inmóvil, se gira a la izquierda, con lo que se cubre la espalda. Se toma la cinta con la mano. Después, la enfermera circulante suelta la cinta y retira la pinza porque ya está contaminada. Las cintas se atan en el lado izquierdo.

    3) Algunas batas desechables tienen el extremo de una cinta cubierto por una tira desechable, que suele ser tipo cartulina. Se entrega la cinta con la tira a la enfermera circulante, teniendo cuidado de proteger las manos. Se gira hacia el lado opuesto, con lo que se cierra la bata. La cinta se sujeta a distancia del extremo. La enfermera circulante tira de la cartulina de la cinta, liberando el extremo todavía estéril de la misma, y la desecha. las cintas se atan en la parte delantera o en un lateral de la bata según el caso.

    Colocar la bata a otra persona:
    Un miembro del equipo con bata y guantes estériles puede ayudar al cirujano o a otro miembro del equipo a ponerse la bata y los guantes siguiendo estos pasos:

    1) Abrir el paño de secado y dejarlo sobre la mano del cirujano, con cuidado de no tocarlo.
    2) Desplegar la bata con cuidado, sujetándola por la cinta del cuello.
    3) Mantener las manos sobre la parte externa de la bata protegidas por una parte de ésta, ofrecer el interior de la bata al cirujano, quien introduce sus manos por las mangas.
    4) Soltar la bata. El cirujano mantiene los brazos extendidos mientras la enfermera circulante tira de la bata hacia los hombros y ajusta las mangas para que los puños queden bien colocados. Al hacer esto, sólo se toca la parte interna de la bata a nivel de las costuras.

    Cambio de la bata durante la intervención quirúrgica:
    En ocasiones, es necesario cambiar una bata contaminada durante una operación. La enfermera circulante desata el cuello y la cintura. Tomano la bata por los hombros, se tira de ella desde dentro hacia fuera. Siempre se quita primero la bata. Los guantes se cambian empleando la técnica guante a guante y después la técnica piel a piel.

    Retirada de la bata:
    La bata se quita antes que los guantes al final de la operación. La enfermera circulante desata las cintas del cuello y espalda para que el portador no contamine su pijama. Si se utiliza una bata cruzada, el portador desata el nudo de la parte delantera a nivel de la cintura. La bata siempre se retira de dentro hacia fuera para proteger los brazos y el pijama de la parte externa contaminada. Introducirla en un cubo de ropa, en la cesta de lavandería o de la basura si son desechables.

    Ropa quirófano: Procedimiento para la colocación de los guantes quirófano

    Los guantes estériles pueden colocarse de dos formas: mediante una técnica cerrada o mediante una técnica abierta. Si se realiza adecuadamente, los guantes se pueden colocar con seguridad con cualquiera de ambas técnicas. El método de colocación de los guantes determina la forma en que se ponen.

    Técnica cerrada para colocar los guantes:
    Es preferible este método de colocación cerrada, excepto cuando se va a cambiar un guante durante la intervención o se van a utilizar guantes sin necesidad de utilizar bata. Se se realiza adecuadamente, el método cerrado ofrece segridad frente a la contaminación, cuando es uno mismo el que se pone los guantes, porque no se expone a la piel desnuda durante el procedimiento.
    Guantes quirófano: colocación guantes

    Técnica abierta para colocar los guantes:
    Se utiliza como procedimiento elegido por el profesional o para cambiar un guante o guantes durante la intervención. Con este método se emplea la ténica de piel a piel y guante a guante. las manos, aunque se haya realizado el lavado quirúrgico, no son estériles y no deben contactar con la parte externa de los guantes estériles.
    Guantes quirófano: colocación guantes

    Colocar los guantes a otra persona:
    1) Coger el guante derecho y sujetarlo firmemente, con los dedos bajo el puño invertido. Sujetar la palma del guante hacia el cirujano.
    2) Estirar el guante lo suficiente para que el cirujano introduzca la mano. Evitar el contacto con la mano manteniendo los pulgares separados.
    3) Ejercer tracción hacia arriba conforme el cirujano introduce la mano en el guante.
    4) Desplegar el puño doblado sobre el puño de la bata.
    5) Repetir la operación con la mano izquierda.

    Cambio de guantes durante la intervención quirúrgica:
    Si un guante se contamina por algún motivo durante una operación, debe cambiarse de inmediato. Si no se puede apartar del campo inmediatamente, hay que mantener la mano contaminada fuera del campo estéril. La técnica cerrada para colocar el guante no puede utilizarse para el cambio de guantes durante la operación sin contaminar el nuevo guante por la manga de la bata o sin contaminar la mano por el puño de la misma. La enfermera instrumentista ha de cambiarse sus propios guantes antes de poner la bata o los guantes a otro miembro del equipo.

    Retirada de los guantes
    Los puños de los guantes suelen darse la vuelta al traccionar de la bata hacia fuera. Se utiliza la técnica guante a guante y después la técnica piel a piel para proteger las manos limpias de la parte externa contaminada de los guantes, que contiene células del paciente.

    Aunque se tenga prisa la técnica ha de ser cuidadosa y en cirugía de alto riesgo es bueno colocarse dos pares de guantes. (< sensibilidad). Deben cambiarse:
    • Por un fallo de la técnica estéril.
    • Observarse perforaciones.
    • Pasar de un plano séptico a otro más limpio (ejem: tubo digestivo).