Estructura del quirófano

Estructura quirófano: El quirófano es un espacio cerrado que debe ser completamente independiente del resto del hospital; debe pues quedar aislado frente al resto del hospital por una serie de separaciones con las estructuras exteriores. El quirófano permite la atención global e individualizada de los pacientes por un equipo interdisciplinario (anestesistas, cirujanos y también radiólogos, gastroenterólogos, neumólogos, enfermeras de quirófano, auxiliar de enfermería, camillero...) para todos los actos que se hacen bajo anestesia (general o local según el acto que debe efectuarse y el estado de salud del paciente).

Puntuación de los usuarios:

Valoración 9.2 9.2 basado en 87 opiniones

el quirofano


Estructura del quirófano


  • Estructura del quirófano

  • La estructura física de un área quirúrgica tiene como objetivo principal el proporcionar un ambiente seguro y eficaz al paciente y personal sanitario, para que la cirugía se realice en las mejores condiciones posibles. Para potenciar al máximo la prevención de la infección estas áreas deben cumplir una serie de requisitos:

    • Paredes, techos y suelos deberán estar recubiertos de materiales lisos, no porosos, que permita su fácil limpieza. Se evitarán los ángulos, esquinas y hendiduras.
    • Las puertas deben ser correderas y deslizantes, nunca abatibles ya que estas últimas provocan fluctuaciones y corrientes de aire con el consiguiente riesgo de contaminación
    • No debe haber ventanas
    • No deben colocarse rieles
    • Las instalaciones de aire acondicionado debe ser exclusiva para el bloque quirúrgico
    • Un buen sistema de comunicaciones, para solucionar situaciones de emergencia. Incluyen instalaciones telefónicas, tubos neumáticos para el envío de muestras al laboratorio y sangre, las luces de emergencia y disponer de un servicio informático.

    Estructura del quirófano: Normativa del quirófano

    La norma UNE 20460-7-710 establece los criterios para determinar los sistemas de protección en salas hospitalarias, y establece para ello la siguiente clasificación:

    Salas Grupo 0 son aquellas en las que no se utilizan equipos de electro medicina aplicada al paciente, o se utilizan equipos de tipo portátil (que pudieran ser usados, por lo tanto fuera del recinto sanitario).
    Salas Grupo 1 son aquellas en las que se utilizan equipos de electro medicina aplicada a las partes exteriores o fluidos corporales del paciente, pero no al corazón.
    Salas Grupo 2 son aquellas en las que se utilizan equipos electro médicos aplicados al o en el corazón por procedimientos intracardiacos.

    Estructura del quirófano: Infraestructura del quirófano


    La estructura física de un área quirúrgica tiene como objetivo principal el proporcionar un ambiente seguro y eficaz al paciente y personal sanitario, para que la cirugía se realice en las mejores condiciones posibles. Para potenciar al máximo la prevención de la infección estas áreas deben cumplir una serie de requisitos:

    • Paredes, techos y suelos deberán estar recubiertos de materiales lisos, no porosos, que permita su fácil limpieza. Se evitarán los ángulos, esquinas y hendiduras.
    • Las puertas deben ser correderas y deslizantes, nunca abatibles ya que estas últimas provocan fluctuaciones y corrientes de aire con el consiguiente riesgo de contaminación
    • No Deben haber ventanas
    • No Deben colocarse rieles
    • Las instalaciones de aire acondicionado debe ser exclusiva para el bloque quirúrgico
    • Un buen sistema de comunicaciones, para solucionar situaciones de emergencia. Incluyen instalaciones telefónicas, tubos neumáticos para el envío de muestras al laboratorio y sangre, las luces de emergencia y disponer de un servicio informático.

    Un quirófano estándar debe reunir una serie de condiciones comunes:
    • Tamaño que componen el departamento sea similar, aproximadamente unos 40 m2 y no exceder de los 60 m2.
    • Iluminación adecuada compuesta: luces generales empotradas al techo; lámparas quirúrgicas fijadas al techo a ser posible de luz fría, móviles; lámpara quirúrgica de emergencias.
    • Tomas de vacío, oxígeno y gases anestésicos que pueden estar instaladas en el techo o en las paredes (deben haber varias), y también tomas de aire comprimido
    • Tomas eléctricas suficientes para los diversos equipos, distintas tensiones y con toma de tierra para evitar accidentes eléctricos.
    • Comunicación directa con el pasillo limpio, zonas de lavado quirúrgico y el pasillo de intercambio.
    • Cada quirófano debe estar dotado con un equipamiento mínimo de aparatos y mobiliario: * aparato y carro de anestesia, monitor cardíaco. * mesa quirúrgica que se sitúa en la parte central con todos sus accesorios. * dos aspiradores, uno para anestesia y el otro para el campo quirúrgico. * un bisturí eléctrico, mesas de instrumental, mesas auxiliares, varios soportes de suero. * taburetes giratorios, banquetas para ganar altura. * contenedor para ropa sucia, papeleras, tres cubos para material de desecho procedente del campo operatorio. * Negatoscopios, reloj con segundero. * dependiendo del tipo de cirugía pueden ser necesarios otros aparatos o equipos como: Microscopio, intensificador de imágenes... ; Calentadores de sangre; Desfibrilador.

    Estructura del quirófano: Áreas del quirófano


    En la actualidad existe el concepto de construir una zona limpia y una zona contaminada, dentro del área quirúrgica. Tradicionalmente se ha construido un corredor periférico o un acceso a un área de distribución estéril alrededor de cada sala de cirugía. Aunque este concepto resulta lógico en teoría, no se ha demostrado una modificación de las tasas de infección de heridas operatorias, en los distintos estudios que se han realizado en este sentido. Posiblemente esto se debe a que el enfermo y el personal son las principales causas de infección operatoria. Por otro lado, no se suele respetar el sentido de la circulación del quirófano y además el grado de dispersión de bacterias suele ser bajo.

    Se divide en 3 zonas principales de restricción progresiva para eliminar fuentes de contaminación:
    • Zona Negra
    • Zona Gris
    • Zona Blanca

    La zona Negra es la primera zona de aislamiento o amortiguación. En ella se prepara al paciente con la ropa espacial para uso en quirófano.

    La zona Gris es la zona limpia. Cualquier persona debe vestir un pijama quirúrgico y llevar mascarillas, así como gorros para evitar la caída de cabellos en zonas esterilizadas.

    La zona blanca es la zona de máxima restricción, y donde se encuentra la sala de operaciones.Ç

    Los movimientos en el quirófano serán:
    • Con amplitud suficiente y en una misma dirección, evitando el paso de materiales limpios por áreas sucias.
    • El ingreso del personal del quirófano es por vestuario, colocándose un ambo de uso exclusivo.
    • El ingreso del paciente se hará en camilla especial.
    • Las puertas del quirófano se mantendrán cerradas mientras dure la cirugía.

    Al terminar la cirugía, la ropa sucia y los residuos contaminados deben salir del quirófano en bolsas de acuerdo con las normas.

    Estructura del quirófano: División del área quirúrgica


    El área quirúrgica del hospital la podemos dividir en:

    ÁREA LIMPIA
    Compuesta a su vez en: Zona de lavado quirúrgico. Quirófano. El número de quirófanos dependerá del volumen de trabajo del centro. Local de limpio con esterilización (en ambulatorios de cirugía mayor).

    ÁREA DE TRÁNSITO
    Compuesta a su vez por: Vestuario de personal. Local de sucio. Sala de descanso para el personal. Almacén. Cuarto de limpieza. Consulta médica. Etc.

    Estructura del quirófano: Área quirúrgica


    REQUISITOS ESPECÍFICOS DE LOS LOCALES DESTINADOS A ÁREA QUIRÚRGICA
    Dentro de un mismo centro podrá haber más de un área quirúrgica. Cada área quirúrgica dispondrá de una doble circulación, de sucio y de limpio, que podrá venir determinada, bien a través del propio diseño arquitectónico, bien mediante un protocolo de circulaciones. Un ejemplo de esto sería tener un montacargas de sucio y otro de limpio. Estas áreas estarán claramente delimitadas dentro del centro que las alberga, y dispondrán de acceso y circulación diferenciada del resto de las unidades, debiendo estar adecuadamente señalizadas. Contarán, asimismo, con control de entradas y salidas, así como con línea telefónica directa con el exterior y comunicación interna con el resto del centro.

    ÁREA LIMPIA
    El área limpia deberá estar bien delimitada del resto y separada por puertas. Dispondrá de sistema de tratamiento de aire y gradientes de presiones positivas. La zona de lavado quirúrgico estará contigua al quirófano y dispondrá, como mínimo, de un lavamanos con dos puntos de agua dotados de grifo quirúrgico con accionamiento no manual. El local de limpio comprenderá los distintos almacenes de material e instrumental médico quirúrgico.

    ÁREA DE TRÁNSITO
    El área de tránsito dispondrá de un número suficiente de líneas telefónicas directas con el exterior, así como de comunicación interna con el resto de las unidades. Los vestuarios del personal contarán con aseos y duchas, masculinos y femeninos, y tendrán salida al área limpia y restringida del área quirúrgica. El local de sucio dispondrá de vertedero y pila de lavado. La sala de descanso del personal estará situada lo más cerca posible de la zona de vestuarios y contará con las condiciones necesarias para permitir el descanso. Su dotación estará en función del número de quirófanos con que cuente el centro.

    Estructura del quirófano: Quirófanos


    REQUISITOS ESPECÍFICOS DE LOS LOCALES DESTINADOS A QUIRÓFANOS
    Los quirófanos tendrán una superficie mínima de 25 metros cuadrados, debiendo permitir trazar un círculo de 5 metros de diámetro en su interior. Los materiales de las paredes y techos serán duros, no porosos, impermeables, resistentes al fuego, lavables, sin grietas, continuos y no brillantes. El suelo debe ser lavable, semiconductor, estar conectado a toma de tierra, sin juntas y sin ángulos entre paramentos verticales y horizontales. Las puertas de acceso de pacientes deberán permitir la hermeticidad de los quirófanos, que tendrán una anchura mínima de vado de 1,80 metros de ancho y serán preferiblemente de accionamiento automático. Si las puertas son correderas el riel estará en el exterior del quirófano. Los quirófanos no tendrán ventanas al exterior ni a los pasillos. El suministro de gases medicinales debe estar centralizado, disponiendo de cuadro duplicado para su control y regulación y dotado de alarma, debiendo instalarse en cada quirófano, al menos, las siguientes tomas: a) Una de protóxido de nitrógeno. b) Dos de aire comprimido medicinal. c) Dos de oxígeno. d) Dos de vacío. Todas las características técnicas del quirófano deberán ser especificadas y certificadas en el proyecto técnico y visado por el colegio profesional correspondiente.

    INFRAESTRUCTURA ELÉCTRICA
    La infraestructura eléctrica mínima del quirófano constará de: a) Doce tomas eléctricas monofásicas con toma de tierra, de 16 amperios. b) Una toma eléctrica monofásica con toma de tierra, de 20 amperios, para un equipo de radiodiagnóstico, debidamente identificada. c) Ambas tomas estarán repartidas, como mínimo, en cuatro circuitos. d) La lámpara de quirófano estará alimentada por un sistema complementario de alimentación eléctrica, como el sistema de alimentación ininterrumpida (SAI) o baterías, que garantice el suministro de la potencia durante dos horas a plena carga. Dicho equipo alimentará también las tomas de corriente del quirófano, excepto la de los equipos de radiodiagnóstico. e) La lámpara deberá contar con equipos autónomos para iluminación de emergencia. f) Un mínimo de dos lámparas quirúrgicas capaces, cada una de ellas, de proporcionar un nivel mínimo de 25.000 lux de luz fría en un área de 500 centímetros cuadrados sobre una superficie horizontal situada a 1 metro del suelo. g) El resto de la iluminación del quirófano se realizará mediante luminarias cerradas. En el caso de que se utilicen lámparas fluorescentes para este fin deberán tomarse las medidas necesarias para evitar interferencias entre los equipos de encendido y los aparatos de electromedicina. Los equipos eléctricos cumplirán lo dispuesto en el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión, incluyendo el panel de aislamiento y las tomas de tierra. Deberá asegurarse el suministro eléctrico, al menos, durante seis horas, bien a través de un sistema de baterías, bien mediante un grupo electrógeno.

    VENTILACIÓN Y CLIMATIZACIÓN
    Cada quirófano contará con un equipo terminal de tratamiento de aire independiente. El sistema de climatización del quirófano podrá ser del tipo "todo aire exterior" o con "recirculación parcial". En el primer supuesto el sistema deberá garantizar un mínimo de 15 renovaciones/hora, mientras que en el segundo caso se garantizará un mínimo de 5 renovaciones/hora, con 25 recirculaciones/hora. El sistema deberá permitir la regulación de temperatura en el quirófano entre los 17 y los 27 Cº, y la humedad relativa se mantendrá entre el 45 y el 55 por 100. Esta regulación se realizará mediante un termostato. El nivel sonoro producido por la unidad de tratamiento del aire no será superior a los 20 decibelios (dB), medidos en los elementos de difusión de aire del quirófano.

    El quirófano dispondrá de un extractor independiente para los gases anestésicos. Si la conexión de evacuación de gases se realiza a través del circuito de vacío habrá un vacío exclusivo para gases, independiente del general. Si la evacuación se realiza a través del circuito de aire acondicionado o climatización, este deberá ser individual para cada quirófano.

    La unidad de tratamiento de aire incorporará los siguientes elementos de filtración: a) Un pre filtro de eficacia 25 por 100. b) Un filtro de eficacia 90 por 100. El aire se impulsará por el techo y se extraerá por tres niveles, mediante rejillas situadas a una altura mínima de 15 centímetros del suelo terminado, a nivel medio y a nivel alto. Los conductos del sistema de climatización serán de chapa, con una rugosidad máxima de 0,3 milímetros y dispondrán de un registro lateral, como mínimo, cada 5 metros, para permitir su limpieza. Las tomas de aire exterior para la unidad de tratamiento de aire del área estarán alejadas al menos 8 metros de extracciones, torres de enfriamiento y chimeneas. Si se sitúan en fachadas, estarán, al menos, a 2,5 metros de altura respecto del nivel de la calle.

    Estructura del quirófano: Equipos del quirófano


    LÁMPARA DE QUIRÓFANO
    Las lámparas quirúrgicas son dispositivos que emiten una luz la cual ilumina un campo quirúrgico por un tiempo prolongado, para una visualización óptima de objetos pequeños y de bajo contraste en profundidades variables o a través de incisiones pequeñas. Además de proporcionar suficiente iluminación, este tipo de lámparas reduce las sombras y produce una mínima distorsión del color. Debido a la larga duración de las operaciones estos dispositivos deben de limitar la cantidad de calor radiante, el cual puede causar molestias y daños a los tejidos.

    Principios de operación:
    Las lámparas se encuentran en uno o varios brazos portalámparas que les permiten una rotación ilimitada y movimiento vertical. Los factores a considerar en una lámpara de quirófano son: 1) Iluminación. Las lámparas de quirófano deben de generar una iluminancia sobre el campo quirúrgico entre 20,000 y 100,000 lux. 2) Calidad del color. Expresada por medio de la temperatura de color y del índice de reproducción de color. 3) Diámetro de campo iluminado. El campo iluminado debe de tener un diámetro de campo mínimo de 20 cm y una profundidad de campo de trabajo de 70 cm como mínimo. 4) Calor. Para prevenir calentamiento de los tejidos expuestos en el sitio de operación, la eficacia luminosa o rendimiento de iluminación en el campo quirúrgico debe de ser de cuando menos 170 lm/W, lo cual nos daría una radiación menor de 600 W/m2 para una iluminancia de 100000 lux.

    Tipos de lámpara
    1) Lámpara con una luminaria. Normalmente se encuentra con reflectores periférico. Este tipo de equipos debe de contar con una bombilla de repuesto o de emergencia con reemplazo automático con el objeto de no afectar la intensidad luminosa o la calidad de la iluminación en ningún momento. El equipo debe tener un indicador en el panel de control que muestre la necesidad del cambio de la bombilla defectuosa. En caso de falla de una lámpara, la iluminancia no debe de disminuir en más de 50%.
    2) Lámpara multifocal. En este tipo de lámparas las luces se enfocan para maximizar la iluminación en el área deseada.
    3) Lámpara quirúrgica portátil. Utilizada para iluminar el campo quirúrgico en caso de suspensión del suministro de energía eléctrica de corriente alterna. Este tipo de lámparas cuenta con un batería recargable la cual debe de asegurar un funcionamiento continuo sin variación de calidad de la luz por lo menos durante 3 horas.

    Requisitos eléctricos:
    Como dice la norma ITC-BT-38 la lámpara de quirófano estará alimentada a través de un transformador de aislamiento, además del suministro complementario de reserva, y se dispondrá de un suministro especial complementario, por ejemplo, con baterías, debiendo entrar en servicio automáticamente en menos de 0,5 segundos (corte breve) y con una autonomía no inferior a 2 horas. 4.1.4 LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO. Las lámparas de quirófano deben tener una limpieza constante que evite la acumulación de polvo, las manchas de sangre de otras operaciones, etc., para que estas sustancias no caigan en el campo quirúrgico en el momento de ser movidas. Además también se requiere una inspección y mantenimiento constante que evite que la pintura de la lámpara se despostille, que tenga un mal funcionamiento, etc.

    MÁQUINA DE ANESTESIA
    La máquina de anestesia es usada por los anestesistas en los quirófanos para administrar la anestesia al paciente. El tipo más común de máquina de anestesia es la "máquina de anestesia de flujo continuo", diseñada para proveer de manera continuada una cantidad precisa de gases médicos (por ejemplo, oxígeno y óxido nitroso), mezclados con una concentración determinada de vapor anestésico (como el isoflurano), y administrárselo al paciente a una presión segura. Las máquinas de anestesia usadas en quirófanos comunes incluyen, normalmente, un respirador, una unidad de succión y dispositivos de monitorización.

    Componentes de la máquina de anestesia:
    Conexiones al sistema de suministro de oxígeno, aire médico y óxido nitroso Bombonas de gas con reservas de estos mismos gases. Algunas máquinas modernas pueden incluir solamente reservas de oxígeno. Indicadores de presión, reguladores y válvulas, para proteger los componentes de la máquina y al paciente de los gases a alta presión Medidores de flujo para los gases, que son usados por el anestesista para administrar al paciente mezclas precisas de los gases necesarios. Estos medidores solían ser neumáticos, pero hoy en día están siendo desplazados por medidores digitales electromagnéticos Al menos un vaporizador de anestésicos para añadir los anestésicos volátiles de manera eficaz al flujo de gas Un respirador Monitores de constantes fisiológicas: ECG, presión sanguínea, saturación de oxígeno, temperatura, presión arterial... Circuitos de respiración conectados a la máscara Intercambiador de calor y mezcla, en algunos casos con filtro anti-bacteriano Sistema de succión para eliminar los gases expirados, siendo normalmente extraídos de la sala de operaciones y expulsados a la atmósfera

    Medidas de seguridad:
    Los siguientes sistemas de seguridad son el resultado de la experiencia obtenida en el análisis de contratiempos y problemas experimentados en el pasado: Alarma de fallo de oxígeno ? Antiguamente éste era un dispositivo neumático que ahora ha sido reemplazado por sensores electrónicos Válvula de corte de óxido nitroso ? El flujo del óxido nitroso depende de la presión del oxígeno, por lo que es regulado por esta válvula en función de la presión del oxígeno suministrado Alarma de hipoxia ? Previene mezclas de gas que contienen menos del 21% de oxígeno suministrado al paciente. Incluso si el anestesista intenta suministrar óxido nitroso puro al paciente, la máquina de anestesia lo evitará automáticamente y añadirá el oxígeno necesario para evitar la hipoxia, es decir, la falta de oxígeno. Alarmas del respirador ? Avisan de la desconexión o del flujo elevado de las presiones de los tubos de suministro Bloqueos en vaporizadores ? Evitan que más de un agente volátil sea suministrado al mismo tiempo Alarmas en todos los monitores fisiológicos Sistema de Seguridad de Índices de Pines ? Evitan que los cilindros sean conectados accidentalmente a un lugar equivocado NIST (Non-Interchangeable Screw Thread) ? Impide que los gases suministrados desde la pared del hospital sean conectados a la máquina de anestesia por el lugar equivocado

    Las funciones de la máquina deben ser comprobadas al inicio de cada intervención. Tanto la máquina como el equipo asociado a ella debe ser mantenida regularmente. Algunas máquinas antiguas pueden no incluir algunos de estos dispositivos de seguridad presentes en maquinaria moderna. No obstante, fueron diseñadas para funcionar en caso de fallo eléctrico mediante gas comprimido que hace funcionar el respirador y el aparato de succión. Las máquinas más modernas, en su lugar, incluyen baterías de seguridad que alimentarían todo el circuito eléctrico. La máquina de anestesia debe ser limpiada entre cada uso debido a que su presencia trae consigo un riesgo considerable de contaminación con patógenos.

    Comprobación antes de su uso:
    Una comprobación hecha por dos personas (cirujano y anestesista) antes de cada uso es recomendada y ha sido comprobado que esto disminuye el riesgo de fallos y lesiones al paciente. A continuación se listan una serie de parámetros que deben ser comprobados para asegurar el buen funcionamiento del aparato y la seguridad del paciente.

    1) Con la máquina apagada 1. Nivel del agente vaporizador 2. Bloqueos del vaporizador 3. Medidor de flujo de oxígeno auxiliar 4. Absorbente de dióxido de carbono 5. Taponamiento del mezclador 6. Pérdidas en el respirador 7. Válvula de descarga del respirador, succionador y tubo de oxígeno 8. Bolsa de respiración de emergencia 9. Presiones de los cilindros y tubo de oxígeno. Apagar cilindros 10. Desconectar suministro eléctrico. Encender máquina para comprobar baterías 11. Volver a conectar la máquina al suministro eléctrico

    2) Con la máquina encendida 1. 2. 3. 4. 5. Flujo mínimo de oxígeno, calibración y alarma Calibración del sensor de flujo Ajustar parámetros del respirador Pérdidas y alarmas por pérdidas y alta presión del circuito de respiración Respiración manual: válvulas unidireccionales, medidor de volumen, alarma de apnea

    6. Respiración mecánica: pérdidas, limitador de presión 7. Controlador de ratio oxígeno/óxido nitroso. Controles de flujo 8. Volver a respiración manual 9. Prueba de presión en vaporizador 10. Ajustar alarmas. Poner máquina en modo "fuera de la habitación" 11. Integridad del circuito 12. Verificar salida del vaporizador 13. Documentar la finalización de las comprobaciones

    3) Entre usos 1. Apagar flujos de gas 2. Calibración de sensores de flujo 3. Comprobar absorbente 4. Comprobar pérdidas en circuito de respiración 5. Resetear alarmas y parámetro 6. Poner en modo "standby" 4) Al finalizar el día 1. Apagar monitores 2. Apagar succión 3. Apagar máquina

    MONITOR
    Se van a tratar 4 temas de importancia generalizada para la monitorización: Higiene Alimentación de corriente Medidas de prevención y protección Valores de aislamiento e impedancia

    Higiene:
    La higiene en la monitorización de un hospital es básica, sea cual sea el fin del monitor con el que se esté tratando en ese momento. El monitor es uno de los elementos de entrada/salida que puede ser utilizado en uno u otro quirófano, y si como ocurre actualmente, los monitores pueden mostrar diversos parámetros, lo que implica poder visitar más secciones de un hospital aparte del quirófano. Si el monitor es transportado, no se puede permitir que sea un foco activo de contagio para lo cual, ya vienen preparados tanto externamente como internamente: Caja cerrada completamente cuya ventilación se obtiene internamente mediante un circuito térmico. Caja contra penetración de polvo y salpicaduras de agua para ser fácilmente desinfectable por el personal de limpieza. Caja recubierta de nanoesmalte, lo que la convierte en un germicida y que sea resistente a los desinfectantes. Pantalla de protección engastada, lo que contribuye a su fácil limpieza. Cumple la norma IP65*: 5 Protegido contra los chorros de agua Protección completa contra contacto, (desde todas las direcciones) protección contra penetración de polvo 6 *(IP =Índice de protección)

    Alimentación de corriente:
    Los monitores deben cumplir una reglamentación adecuada a la alimentación del hospital y más concretamente a la del quirófano. La alimentación puede venir de dos formas diferentes, compatibles entre sí como lo son la fuente externa y la fuente interna. Fuente interna: Alimentación en alterna con una tensión de 110 a 240V pudiendo ser la frecuencia variable y con valores de 50Hz o 60Hz de única fase. Fuente externa: Alimentación en continua con una tensión de 12V. Los cables que hacen posible la circulación de corriente tienen que estar protegidos contra el polvo y el agua tal y como indica la norma IP65. Al no disponer la caja de la ventilación ambiente tal y como ocurre con otro tipo de monitores, y necesitar un circuito térmico interno, esto hace que el consumo de electricidad aumente de forma irrisoria, pero éste parámetro se tiene que tener en cuenta, ya que debe ser controlado para que el consumo total sea bajo. Si el soporte va atornillado al monitor, con lo que se quiere decir que contiene metal, y de éste decir que es conductor, entonces hay que cumplir un convenio llamado VESA**, el cual nos da el dato para que en dicho soporte los orificios estén separados una cierta distancia y no existan problemas de seguridad eléctrica. Dicha distancia en nuestro caso es de 100mm de separación. Existen unas certificaciones que deben cumplir: CE EN6060-1 y EN-6060-2 (Norma de seguridad) CB REPORT Norma de Calidad: ISO 9001:2000 certificado. **(VESA = Video Electronic Standards Association)

    Medidas de prevención y protección:
    La evaluación del estado de los monitores se puede realizar de 2 formas diferentes: Inspección visual Pruebas de resistencia eléctrica del cable de conexión a tierra y corrientes de fuga.
    1) Inspección visual Se trata de comprobar si las características del marcado (en el exterior del monitor) tales como signos, símbolos, marcas o palabras (de acuerdo a normas de referencia) que indican tipo de protección contra choques eléctricos del equipo y sus partes aplicables, la naturaleza de la alimentación, así como en el caso de poseer fusibles de protección, se encuentran en perfecto estado, o si alguna parte de las expuestas anteriormente debe ser modificada por seguridad.
    2) Pruebas de resistencia eléctrica del cable de conexión a tierra y corrientes de fuga
    La conexión a tierra tiene por finalidad proporcionar una protección para aquellas partes metálicas que puedan quedar accesibles tanto al paciente como al personal sanitario, no puedan convertirse en conductores de corriente de potencial peligrosamente alto en caso de avería del aparato, ya que en un quirófano se producen dos tipos de descargas: Descarga eléctrica Descarga estática Descarga eléctrica En una descarga eléctrica se distinguen dos tipos de choque eléctrico: Macrochoque: la corriente penetra a través de electrodos colocados sobre el cuerpo o por contacto con un objeto que conduce una corriente. La piel, en este caso, como elemento de protección. Microchoque: La corriente llega al cuerpo a través de dispositivos implantados en el interior del cuerpo, sin la protección de la piel.

    Descarga estática Para evitar este tipo de descarga producido por el rozamiento del personal con el suelo, el movimiento de aparatos o por el frote de textiles, se deben tomar una serie de medidas: Pavimento del quirófano de material antiestático Uso de calzado conductivo Prohibición del uso de textiles fabricados con fibras sintéticas Colchonetas de la mesa de operaciones de material parcialmente conductor Tubos de goma de los respiradores y aparatos de anestesia de goma conductora Los componentes metálicos de aparatos aislados de las partes conductoras de corriente sólo mediante aislamiento de base, han de estar provisto de conexión a tierra. Para este tipo de aplicaciones se utiliza un analizador de seguridad eléctrica con el objeto de obtener resultados a partir de la evaluación de: Resistencia eléctrica del cable de conexión a tierra Corrientes de fuga a tierra Corrientes de fuga a través de la carcasa Corrientes de fuga a través del paciente Corrientes de fuga de la alimentación a las partes aplicables sobre el paciente
    Valores de aislamiento e impedancias:
    La resistencia entre las zonas con conexión a tierra y la conexión principal de tierra o la entrada del monitor debe ser pequeña, como máximo 0.1 W. Entre las partes con conexión a tierra y la toma de tierra de la clavija de red, la resistencia no puede superar los 0.2 W. Además, el conductor a tierra tendrá la sección suficiente para poder conducir una corriente de al menos 10 A, en caso de avería, ya que de esta manera el cuerpo es atravesado por una corriente de fuga y gracias al valor reducido de la resistencia, la intensidad que pasa por el paciente no supera los 0.06mA.

    Estructura del quirófano: Requisitos particulares para la instalación eléctrica en quirófanos y salas de intervención. Itc-bt-38


    OBJETO Y CAMPO DE APLICACIÓN
    El objeto de la siguiente instrucción es determinar dichos requisitos para las instalaciones eléctricas en quirófanos y salas de intervención así como las condiciones de instalación de los receptores utilizados en ellas. Los receptores objeto de esta instrucción cumplirán los requisitos de las directivas europeas aplicables conforme a lo establecido en el artículo 6 del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión. Además de las prescripciones generales para locales de usos sanitarios señaladas en la ITC-BT-28, se cumplirán las prescripciones particulares incluidas en la presente instrucción.

    CONDICIONES GENERALES DE SEGURIDAD E INSTALACIÓN
    Las salas de anestesia y demás dependencias donde puedan utilizarse anestésicos u otros productos inflamables, serán considerados como locales con riesgo de incendio o explosión Clase I, Zona 1, salvo indicación en contra, y como tales las instalaciones deberán satisfacer las indicaciones para ellas establecidas en la ITC-BT-29. Las bases de toma de corriente para diferentes tensiones, tendrán separaciones o formas distintas para las espigas de las clavijas correspondientes. Cuando la instalación de alumbrado general se sitúe a una altura del suelo inferior a 2,5 metros, o cuando sus interruptores presenten partes metálicas accesibles, deberá ser protegida contra los contactos indirectos mediante un dispositivo diferencial, conforme a lo establecido en la ITC-BT 24. Las características de aislamiento de los conductores, responderán a lo dispuesto en la ITC-BT 19 y, en su caso, la ITC-BT-29.

    Medidas de protección:
    1) Puesta a tierra de protección. La instalación eléctrica de los edificios con locales para la práctica médica y en concreto para quirófanos o salas de intervención, deberán disponer de un suministro trifásico con neutro y conductor de protección. Tanto el neutro como el conductor de protección serán conductores de cobre, tipo aislado, a lo largo de toda la instalación. La impedancia entre el embarrado común de puesta a tierra de cada quirófano o sala de intervención y las conexiones a masa, o los contactos de tierra de las bases de toma de corriente, no deberá exceder de 0,2 ohmios. 2) Conexión de equipotencialidad. Todas las partes metálicas accesibles han de estar unidas al embarrado de equipotencialidad (EE en la figura 1), mediante conductores de cobre aislados e independientes. La impedancia entre estas partes y el embarrado (EE) no deberá exceder de 0,1 ohmios. Se deberá emplear la identificación verde-amarillo para los conductores de equipotencialidad y para los de protección. El embarrado de equipotencialidad (EE) estará unido al de puesta a tierra de protección (PT en la figura 1) por un conductor aislado con la identificación verde-amarillo, y de sección no inferior a 16 mm2 de cobre. La diferencia de potencial entre las partes metálicas accesibles y el embarrado de equipotencialidad (EE) no deberán exceder de 10 mV eficaces en condiciones normales. 3) Suministro a través de un transformador de aislamiento. Es obligatorio el empleo de transformadores de aislamiento o de separación de circuitos, como mínimo uno por cada quirófano o sala de intervención, para aumentar la fiabilidad de la alimentación eléctrica a aquellos equipos en los que una interrupción del suministro puede poner en peligro, directa o indirectamente, al paciente o al personal implicado y para limitar las corrientes de fuga que pudieran producirse (ver figura 1). Se realizará una adecuada protección contra sobreintensidades del propio transformador y de los circuitos por él alimentados. Se concede importancia muy especial a la coordinación de las protecciones contra sobre intensidades de todos los circuitos y equipos alimentados a través de un transformador de aislamiento, con objeto de evitar que una falta en uno de los circuitos pueda dejar fuera de servicio la totalidad de los sistemas alimentados a través del citado transformador. El transformador de aislamiento y el dispositivo de vigilancia del nivel de aislamiento, cumplirán la norma UNE 20.615.

    Se dispondrá de un cuadro de mando y protección por quirófano o sala de intervención, situado fuera del mismo, fácilmente accesible y en sus inmediaciones. Éste deberá incluir la protección contra sobre intensidades, el transformador de aislamiento y el dispositivo de vigilancia del nivel de aislamiento. Es muy importante que en el cuadro de mando y panel indicador del estado del aislamiento, todos los mandos queden perfectamente identificados y sean de fácil acceso. El cuadro de alarma del dispositivo de vigilancia del nivel de aislamiento deberá estar en el interior del quirófano o sala de intervención y ser fácilmente visible y accesible, con posibilidad de sustitución fácil de sus elementos. 4) Protección diferencial y contra sobre intensidades. Se emplearán dispositivos de protección diferencial de alta sensibilidad (30 mA) y de clase A, para la protección individual de aquellos equipos que no estén alimentados a través de un transformador de aislamiento, aunque el empleo de los mismos no exime de la necesidad de puesta a tierra y equipotencialidad. Se dispondrán las correspondientes protecciones contra sobreintensidades. Los dispositivos alimentados a través de un transformador de aislamiento no deben protegerse con diferenciales en el primario ni en el secundario del transformador. 5) Empleo de muy baja tensión de seguridad. Las instalaciones con Muy Baja Tensión de Seguridad (MBTS) tendrán una tensión asignada no superior a 24 V en corriente alterna y 50 V en corriente continúa y cumplirá lo establecido en la ITC-BT-36.

    Suministros complementarios:
    Además del suministro complementario de reserva requerido en la ITC-BT 28 será obligatorio disponer de un suministro especial complementario, por ejemplo con baterías, para hacer frente a las necesidades de la lámpara de quirófano o sala de intervención y equipos de asistencia vital, debiendo entrar en servicio automáticamente en menos de 0,5 segundos (corte breve) y con una autonomía no inferior a 2 horas. La lámpara de quirófano o sala de intervención siempre estará alimentada a través de un transformador de aislamiento. Todo el sistema de protección deberá funcionar con idéntica fiabilidad tanto si la alimentación es realizada por el suministro normal como por el complementario.

    >Medidas contra el riesgo de incendio o explosión:
    Para los quirófanos o salas de intervención en los que se empleen mezclas anestésicas gaseosas o agentes desinfectantes inflamables, la figura 2 muestra las zonas G y M, que deberán ser consideradas como zonas de la Clase I; Zona 1 y Clase I; Zona 2, respectivamente, conforme a lo establecido en la ITC-BT-29. La zona M, situada debajo de la mesa de operaciones (ver figura 2), podrá considerarse como zona sin riesgo de incendio o explosión cuando se asegure una ventilación de 15 renovaciones de aire /hora. Los suelos de los quirófanos o salas de intervención serán del tipo anti electrostático y su resistencia de aislamiento no deberá exceder de 1 MO, salvo que se asegure que un valor superior, pero siempre inferior a 100 MO, no favorezca la acumulación de cargas electrostáticas peligrosas. En general, se prescribe un sistema de ventilación adecuado que evite las concentraciones de los gases empleados para la anestesia y desinfección

    Control y mantenimiento:
    1) Antes de la puesta en servicio de la instalación. La empresa instaladora autorizada deberá proporcionar un informe escrito sobre los resultados de los controles realizados al término de la ejecución de la instalación, que comprenderá, al menos: el funcionamiento de las medidas de protección la continuidad de los conductores activos y de los conductores de protección y puesta a tierra. la resistencia de las conexiones de los conductores de protección y de las conexiones de equipotencialidad la resistencia de aislamiento entre conductores activos y tierra en cada circuito la resistencia de puesta a tierra la resistencia de aislamiento de suelos anti electrostáticos, y el funcionamiento de todos los suministros complementarios. 2) Después de su puesta en servicio. Se realizará un control, al menos semanal, del correcto funcionamiento del dispositivo de vigilancia de aislamiento y de los dispositivos de protección. Así mismo, se realizarán medidas de continuidad y de resistencia de aislamiento, de los diversos circuitos en el interior de los quirófanos o salas de intervención, como mínimo mensualmente.

    El mantenimiento de los diversos equipos deberá efectuarse de acuerdo con las instrucciones de sus fabricantes. La revisión periódica de las instalaciones, en general, deberá realizarse conforme a lo establecido en la ITC-BT-05, incluyendo en cualquier caso, las verificaciones indicadas en anteriormente. Además de las inspecciones periódicas establecidas en la ITC-BT 05, se realizará una revisión anual de la instalación por una empresa instaladora autorizada.

    CONDICIONES ESPECIALES DE INSTALACIÓN DE RECEPTORES EN QUIRÓFANOS Y SALAS DE INTERVENCIÓN
    Todas las masas metálicas de los receptores invasivos eléctricamente deben conectarse a través de un conductor de protección a un embarrado común de puesta a tierra de protección (PT en figura 1) y éste, a su vez, a la puesta a tierra general del edificio. Se entiende por receptor invasivo eléctricamente aquel que desde el punto de vista eléctrico penetra parcial o completamente en el interior del cuerpo bien por un orificio corporal o bien a través de la superficie corporal. Esto es, aquellos productos que por su utilización endocavitaria pudieran presentar riesgo de micro choque sobre el paciente. A título de ejemplo pueden citarse, electro bisturíes, equipos radiológicos de aplicación cardiovascular de intervención, ciertos equipos de monitorización, etc. Los receptores invasivos deberán conectarse a la red de alimentación a través de un transformador de aislamiento. La instalación de receptores no invasivos eléctricamente, tales como, resonancia magnética, ultrasonidos, equipos analíticos, equipos radiológicos no de intervención, se atendrán a las reglas generales de instalación de receptores indicadas en la ITCBT.