Normas de fuego en quirófano

Normas de quirófano y fuego : En los días en cuando los agentes anestésicos que se usaban eran inflamables, el fuego y las explosiones eran de importancia superior para los anestesiólogos. Aunque la mayoría del personal de quirófano no considera el fuego como uno de los mayores peligros de seguridad, en realidad muchos fuegos ocurren en las salas de operaciones cada año. Esto ha sido estimado por el ECRI (emergency care research institute) en aproximadamente 100 fuegos por año en las salas de operaciones en los EE.UU. cerca del 10% de estos produce serias lesiones a los pacientes o al personal de quirófano. Sin embargo, el número puede ser significantemente más alto en el medio del quirófano.

Puntuación de los usuarios:

Valoración 9.2 9.2 basado en 87 opiniones

el quirofano


Normas del quirófano


  • Normas de fuego en quirófano


  • Es de suma importancia para todos aquellos que trabajan en quirófano estar consientes de cómo evitarlos y qué hacer cuando uno de estos accidentes ocurren. Gertrude stein escribió una vez: "considerar como peligroso todo, nada es realmente de temer".

    La triada del fuego


  • Para que el fuego suceda tres elementos deben coincidir. Estos elementos son conocidos como la triada del fuego. Ellos incluyen (1) calor o un origen de ignición; (2) combustible; y (3) un oxidante.
    En el quirófano, el origen de la ignición comúnmente la unidad electro quirúrgica, el laser, o el cordón de luz de la fibra óptica. Hay muchos elementos que pueden proveer el combustible. Estos incluyen, plásticos, la tela adhesiva, los tubos endotraqueales, etc. Los oxidantes comunes en el quirófano son el oxigeno, aire y el oxido nitroso.

    El fuego es en la actualidad una reacción química de combustible que rápidamente se combina con oxigeno con la resultante liberación de calor y energía luminosa. La prevención es claramente mejor que la extinción del fuego. La prevención puede realizarse aislando las partes de la triada. Esto puede hacerse minimizando las cantidades de oxigeno o n2o., que se le entregan al paciente. Debemos recordar que el o2 y el n2o soportan la combustión en igual forma. Por lo tanto, una mezcla de o2 y n2o al 50% es virtualmente lo mismo que o2 al 100%. El oxigeno y el n2o no son explosivos. Ejemplos de gases explosivos son el metano y el hidrogeno.

    Manteniendo alejados las fuentes de calor de los materiales inflamables es otra forma importante de seguridad. Debemos recordar que la punta del electro coagulador permanece caliente por algunos segundos después de que ha sido desactivado. En forma similar sucede con los cables de fibra óptica que retienen calor después de que han sido desconectados de su fuente luminosa. Por lo que es importante tener cuidado en donde se coloca el cable de fibra óptica después de que ha sido usado. El laser debe de ser colocado inmediatamente en stand-by y el lápiz del electro coagulador debe de ser colocado en un apropiado soporte cuando no esté en uso. Finalmente, los líquidos volátiles se debe permitir que sequen para evitar los vapores.

    Hay muchos peligros en el quirófano. El fuego, obviamente puede causar quemaduras en el paciente o en el personal. De igual importancia es el humo que se produce, dependiendo de qué es lo que se está quemando son los productos como monóxido de carbón, amonio, cianuro, isoniaciatos y cloruro de hidrogeno todos ellos igualmente tóxicos. Y pueden causar irritación química y física al los órganos traqueo bronquiales pero más importante, pueden causar asfixia.

    Estando preparados para el fuego y sabiendo que se va ha hacer si uno ocurre, son la llave de un programa seguro contra el fuego. Sabiendo la localización de los extinguidores del fuego y teniendo el adiestramiento necesario del personal del quirófano los familiarizara con lo procedimiento que se deben de llevar cuando uno ocurra. El personal de quirófano debe estar familiarizado con la localización de las cajas de alarma, los apagadores de gas y los extinguidores de fuego. Las personas deben saber lo importante que es pedir ayuda inmediatamente, decidir quién va a controlar el fuego, cuando debe de ser apropiado abandonar el sitio y como ayudar a un paciente durante el fuego. Si los campos se están quemando, deben de ser retirados inmediatamente y meterlos en agua.

    Tipos de fuegos en el quirófano


    Los fuegos en quirófano pueden ser clasificados en dos tipos: los que ocurren dentro del paciente y los que ocurren sobre el paciente. Los fuegos que ocurren dentro del paciente incluyen: la vía aérea por el encendido del tubo endotraqueal o un fibrobroncoscopio o intra abdominal. El fuego ocurre sobre el paciente incluyen la ignición de los campos o en la superficie utilizando el oxigeno como suplemento.

    Uno de las principales causas de incendio en el quirófano es el laser. Hay diferentes tipos de laser. Estos incluyen el argón el cual se usa en el ojo y en la piel.

    Fuegos dentro del paciente


    El más peligroso fuego que ocurre dentro del paciente es en el tubo endotraqueal. Aunque el tubo endotraqueal puede ser encendido por el electrocauterio, es más común que el fuego ocurra como resultado del uso de un laser. Wolf y col., demostraron que los tubos endotraqueales de hule rojo, el PVC y silicón tienen un índice de inflamabilidad de 25 % menos que el oxigeno. Por lo tanto estos tubos no son apropiados cuando se realiza cirugía dentro y alrededor de la vía aérea.

    Antes de que se desarrollaran los tubos resistentes al laser, muchos anestesiólogos envolvían el tubo endotraqueal con laminas de cobre. Hoy esta práctica se considera peligrosa y debe evitarse. Hay muchas complicaciones con los tubos que son envueltos como que cuando se está trabajando pueden quedar expuestos.

    Incendio en quirófano: Consideraciones


    Los incendios ocurridos en el ámbito de la atención al paciente pueden lesionar gravemente al paciente o al personal del quirófano, daños en los equipos e incluso causar la muerte.

    La Anesthesia Patient Safety Foundation (APSF) establece que la gran mayoría de los incendios que tienen lugar en las salas de operaciones se pueden prevenir, en EEUU se estima que ocurren del orden de 600 al año. La mayoría ocurren en cirugía de la cabeza, cuello y toráx superior.

    Consideraciones:
    - Oxígeno: Cuando, cómo y cuánto y aislamiento del campo quirúrgico. La mayoría de los incendios se producen en las vías respiratorias (34%) y la cabeza o la cara (28%), en el 74% de los casos un ambiente enriquecido con oxígeno es un factor que contribuye. Minimizar la FiO2 < 30%, usar mezcla de aire en lugar de O2 como fuente de O2, si no es posible aislar la vía aérea del campo quirúrgico y alejarlo del mismo lo más posible.

    - Antisépticos en soluciones alcohólicas: Las recientes recomendaciones del CDC sobre la utilización de antisépticos en solución alcohólica para higiene de manos y la asepsia de la piel podría aumentar la incidencia de fuego en áreas quirúrgicas. Se recomienda una vez administrado esperar el tiempo de evaporación del mismo, asegurándose que la piel esté bien seca antes de proceder a la incisión. Una concentración de alcohol incluso del 20% en presencia de concentraciones elevadas de oxígeno provocará fuego fácilmente al utilizar un bisturí eléctrico convencional.

    - Electrocauterio, electrocoagulación, bipolar, armónico.La temperatura alcanzada por los distintos elementos de corte y coagulación va a condicionar el mayor o menor riesgo de ignición, así por ejemplo el Armónico alcanza temperaturas inferiores a los 100º, mientas que el bisturí eléctrico y el laser lo superan y pueden alcanzar los 400º .

    - Cada miembro del equipo de quirófano cumple un papel importante en la prevención, es responsabilidad de cada uno de ellos asegurarse de minimizar lo más posible el riesgo.

    - El Check List con la inclusión de un item de prevención de riesgo de fuego intraoperatorio, puede ayudar a disminuir su riesgo.