Limpieza, asepsia y esterilización en quirófano

Limpieza, asepsia y esterilización en quirófano: La Higiene Hospitalaria es el conjunto de medidas dirigidas a establecer normas sanitarias que disminuyan el riesgo de transmisión de enfermedades en el Hospital. Los objetivos de la Higiene Hospitalaria consiste en prevención en diferentes niveles de actuación: Sobre el entorno quirúrgico; Sobre el paciente; Sobre las técnicas terapéuticas y quirúrgicas.

Temas clave: limpieza quirófano, asepsia en quirófano, esterilización en quirófano, desinfección, desinfección quirófano, esterilización en quirófano, bioseguridad en quirófano, paciente en quirófano, ropa quirófano, limpieza quirófanos.

Puntuación de los usuarios:

Valoración 9.2 9.2 basado en 87 opiniones

el quirofano


Limpieza, asepsia y esterilización en quirófano


  • Definición de limpieza, asepsia y esterilización en quirófano


  • En el Área Quirófano deben extremarse las medidas de asepsia.

    Asépsia: Es la serie de procedimientos o actuaciones dirigidas a impedir la llegada de microorganismos patógenos a un medio aséptico, es decir, se trata de prevenir la contaminación.

    - Técnicas quirúrgicas adecuadas.
    - Técnicas de aislamiento.
    - Ventilación y extracción de aire.
    - Utilización adecuada de indumentaria.
    - Desinsectación y desratización.
    - Formación adecuada del personal

    Antisepsia: Conjunto de acciones emprendidas con el objetivo de eliminar los microorganismos patógenos presentes en un medio.

    - Limpieza, desinfección y esterilización del material.
    - Limpieza y desinfección de suelos y superficies
    - Limpieza y desinfección del campo operatorio
    - Lavado de manos.
    - Quimioprofiláxis

    Limpieza: El objetivo principal de la limpieza es la eliminación física de materia orgánica y de la contaminación de los objetos. El agente básico es el detergente.

    Desinfección: Es el proceso por el cual se eliminan la mayoría de microorganismos patógenos, con excepción de las esporas. Comprende las medidas intemedias entre la limpieza física y la esterilización. Existen procedimientos de desinfección físicos y químicos. Se utilizan fundamentalmente los químicos.

    Desinfección quirófano

    Tipos de desinfección:
    Desinfección de alto nivel: Se destruyen todos los microorganismos excepto algunas esporas bacterianas.
    Desinfección de nivel intermedio: Inactiva todas las formas bacterianas vegetativas, incluido el Mycobacterium Tuberculosis, la mayoría de los virus y hongos, pero no asegura la destrucción de esporas bacterianas.
    Desinfección de bajo nivel: Destruye la mayoría de las formas vegetativas bacterianas, algunos virus y hongos, no el Mycobacterium Tuberculosis, ni esporas bacterianas. La limpieza rigurosa es el paso obligado antes de poner en marcha cualquier método de desinfección y/o esterilización. El instrumental o aparataje se clasifica según el grado de contacto con el paciente, lo que determinará el riesgo de infección. Spaulding describe tres categorías que sugieren el método de desinfección y/o esterilización a seguir.
    Instrumental crítico: Es todo aquel que penetra en tejido estéril o sistema vascular del paciente. Requiere Esterilización.
    Instrumental semicrítico: Es todo aquel que no entra en contacto con tejido estéril ni sistema vascular, pero si entra en contacto con mucosas o piel no intacta. Requieren Desinfección de Alto Nivel, usando pasteurización o agentes químicos.
    Instrumental y objetos no críticos: Son todos aquellos que entran en contacto con piel intacta. Requieren Desinfección Intermedia o de Bajo Nivel.

    Esterilización: Tiene la finalidad de eliminar por completo o destruir todas las formas de vida microbiana. Existen procedimientos físicos y químicos de esterilización.
    Esterilización quirófano

    Métodos de esterilización más usados a nivel hospitalario.

    Esterilización por calor húmedo-vapor de agua: este método utiliza el vapor de agua a presión que provoca la desnaturalización de los microorganismos por coagulación de sus proteínas. La esterilización por vapor depende del tiempo, la temperatura y la distribución homogénea del vapor.
    Esterilización quirófanos

    Gas óxido de etileno: es un agente microbiano de amplio espectro que actúa destruyendo bacterias, esporas, virus. El mecanismo de acción es por alquilación, modificando la estructura molecular de las proteínas de los microorganismos. La ventaja de la esterilización por gas es la baja temperatura que permite esterilizar materiales termosensibles, pero tiene el inconveniente que por su gran toxicidad, necesita ser aireado antes de su utilización.

    Parámetros de esterilización:
    Esterilización quirófanos
    * Considerando el tiempo mínimo de aireación de 6 horas. De acuerdo con la legislación vigente y los conocimientos científicos actuales se recomienda esterilizar con OE únicamente el material que no pueda esterilizarse por otros métodos.


    Esterilización por ácido peracético: el material se introduce en unas bandejas a una máquina esterilizadora llamada STERIS® que con un producto químico envasado conteniendo ácido peracético y a baja temperatura actúa sobre los microorganismos destruyéndolos. Para garantizar la esterilización de estos materiales (que son para utilizarse en cuanto acaba el proceso) se utilizan unos controles químicos y biológicos inoculados con esporas que nos aseguran que esta es adecuada. Como ya hemos dicho, en cada proceso colocamos controles químicos cuyo resultado se registra en la tira de papel que emite el esterilizador, con los parámetros que indican que el proceso se ha efectuado correctamente. Así mismo, semanalmente (en general, los jueves) se envía el control biológico al Servicio de Microbiología para su cultivo y diariamente otro para incubar en quirófano, registrándose estos resultados en el libro de control de STERIS.

    Controles de esterilización.

    • Controles físicos: Los más usados en el Hospital son las gráficas (de presión y temperatura) y los manómetros de presión, estos controles indican si el funcionamiento mecánico del autoclave ha sido correcto. Debiendo verificarse en cada ciclo antes de descartar el autoclave.
    • Controles químicos: Son dispositivos sensibles a los parámetros de esterilización, presentándose normalmente en forma de tiras de papel impreso de tintas y otros reactivos, que cambian de color cuando se cumplen los parámetros que controlan, se colocan en el interior de paquetes y cajas en el sitio que se supone sería más difícil la penetración del agente esterilizante (vapor, gas, etc.) su principal característica es que dan información inmediata de los resultados al terminar el ciclo de esterilización, aunque, por sí solos no constituyen prueba de esterilidad. Son un complemento necesario de los controles biológicos y demás elementos de control.
    • Controles biológicos: Son dispositivos inoculados con esporas de microorganismos especialmente resistentes a los distintos agentes de esterilización.
    • Los microorganismos más usados son: - Bacillus stearothernophilus para proceso de vapor y ácido paracético. - Bacillus subtilis para calor seco y óxido de etileno.

    En la actualidad, se lleva un registro, junto con esterilización, de las pegatinas que éstos ponen en el material quirúrgico esterilizado, en el que se refleja la fecha de esterilización y el número de máquina esterilizadora. Estas pegatinas son recogidas y pegadas en el parte quirúrgico junto al nombre del paciente en el que éste material ha sido utilizado, quedando éstos partes archivados en quirófano. Esto tiene como objetivo localizar a los pacientes intervenidos, si hubiera cualquier problema con los cultivos biológicos de las máquinas esterilizadoras.

    Igualmente para llevar un mejor control de la miniclave de vapor existente en el Área Quirúrgica, STATIM®, en número de dos, mandamos a Microbiología todos los lunes el control biológico de estas máquinas y a diario se envía a esterilización a incubar, registrando esto en unos libros adecuados para ello, situados en los quirófanos 5 y 6, con los resultados correspondientes.

    Test de BOWIE AND DICK: Esta prueba es un sistema muy eficaz y asequible para ejecutar el correcto funcionamiento de los autoclaves de prevacio. No es una prueba de esterilidad, sino de funcionamiento de la máquina.

    Descripción de los tipos de intervenciones según grados de asepsia


    La herida quirúrgica se clasificará de acuerdo a la probabilidad y el grado de contaminación de la misma en el momento de la intervención.

    Herida limpia: Herida operatoria no infectada, no inflamada, no drenada, sin penetración en el tracto respiratorio, gastrointestinal o genitourinario (mastectomía, ligadura de venas varicosas, operación sobre músculos, etc.). Se incluyen las heridas de incisión operatoria que siguen a un traumatismo no penetrante, si satisfacen los criterios anteriores.

    Herida limpia-contaminada: Herida no traumática con penetración en el tracto respiratorio, gastrointestinal o genitourinario y sin difusión significativa del contenido ( apendicectomía, colecistectomía, en ausencia de inflamación aguda o infección, resección del intestino delgado o grueso, sin inflamación o infección, intervenciones de la orofaringe, intervenciones del utero, sin inflamación, parto vaginal normal, episiotomía, etc.).

    Herida contaminada: Herida traumática reciente, de una fuente relativamente limpia o una herida operatoria en la que existe contaminación del tracto gastrointestinal o del tracto urinario o biliar, en presencia de bilis o de orina contaminadas. Se incluye la herida de incisión quirúrgica en la que se encuentra inflamación aguda no purulenta.

    Herida sucia o infectada: Herida traumática de una fuente contaminada, con contaminación fecal, con cuerpo extraño o con tejido retenido desvitalizado, herida traumática producida hace más de cuatro horas, herida quirúrgica en la que se haya penetrado en cualquier zona inflamada o en abceso bacteriano o cuando el tejido sano ha sido traspasado para acceder al absceso purulento (p.ej. herida quirúrgica sobre órgano infectado, perforación de víscera hueca, intervenciones cólicas, etc.).

    Limpieza, asepsia y esterilización en quirófano: Normativa aplicada al personal


    ROPA QUIRÓFANO
    Al ser el Área Quirófano de acceso restringido y necesitar unas condiciones óptimas de asepsia se requiere una normativa específica en cuanto a la vestimenta. La ropa utilizada durante las intervenciones quirúrgicas se retirará a:
    • Ropa verde en las bolsas verdes
    • Ropa azul de poliester en las bolsas amarillas Siempre se introducirá la ropa dentro de las bolsas destinadas para ello y para su envío a la lavandería.

    a) Pijamas:
    Son verdes, han de ser anchos, cómodos y de algodón; debe cambiarse a diario o en caso de necesidad. Nadie debe salir del Área Quirúrgica con pijama verde. Si por una emergencia el personal del Área sale con el mismo, deberá cambiarse al volver a entrar en quirófano.>

    b) Gorro:
    • Cubrirá el pelo totalmente (incluido los flequillos), lo ideal es que sean transpirables.
    • Es aconsejable que las personas con barba o pelo largo utilicen gorro tipo escafandra.
    • El gorro deberá colocarse en el vestuario antes de entrar en el Área Quirúrgica propiamente dicha y no quitárselo en ningún momento hasta volver a salir al vestuario.

    c) Mascarilla:
    La mascarilla ha de tener las condiciones necesarias de garantía de asepsia como son: grosor, filtro idóneo (95% de filtración) y elemento moldeable.
    • El equipo quirúrgico, anestesiólogo, cirujano y personal de enfermeria quirúrgicas utilizarán mascarillas de alta filtración.
    • Se colocarán con la mínima manipulación posible, tapando nariz y boca y adaptando el elemento moldeable a la pirámide nasal. Ha de estar bien adaptada a la cara sin que queden huecos laterales.
    • Se llevará colocada siempre dentro del quirófano. Los criterios de la AORN (ASOCIATION PER OPERATIVA REGISTERED NURSES) recomiendan que las mascarillas se utilicen durante todo el tiempo en el Área Restringida del quirófano incluyendo las áreas donde se localiza la zona de lavado. Siempre se debe usar mascarilla en el interior del quirófano, se esté operando o no.
    • Las mascarillas se llevarán puestas o bien se desecharán. No deben aprovecharse ni guardarse colgando del cuello, ni en el bolsillo, para usarlas posteriormente.
    • Como norma, las mascarillas han de cambiarse cada 4 horas y siempre que estén sucias o mojadas.
    • Existen otros tipos de mascarillas específicas: A) Mascarilla con pantalla. Igual que las anteriores o incluso con una capacidad de filtración mayor con pantalla transparente, que cubre y protege de salpicaduras la zona ocular. B) Mascarillas para láser. Mascarillas especiales para vaporizaciones con láser. C) Mascarillas de alta filtración para tuberculosis activa, con correcto ajuste facial y ausencia de válvula expiratoria.
    Gorro quirófano

    d) Zuecos:
    Los ideales han de ser de goma por su fácil limpieza y secado, preferiblemente con una cinta detrás para sujetar bien el pie.
    • Uso exclusivo de la zona quirúrgica.
    • No deben tener roturas para evitar acumulación de gérmenes.
    • Estarán siempre limpios.
    • Si por una emergencia, el personal sale del quirófano con los zuecos, al volver se colocará unas calzas sobre los zuecos hasta que estos puedan lavarse.
    • Los zuecos se podrán echar a lavar a diario.

    Este tipo de zuecos son resistentes al calor, antiestáticos, antideslizantes y con plantilla anatómica activa.

    e) Calzas:
    • Las adecuadas son impermeables y antideslizantes.
    • Cubrirán totalmente el calzado.
    • No deben utilizarse nunca para deambular fuera del quirófano.
    • Deben cambiarse cuando estén mojadas o cuando se abandone la zona quirúrgica.

    f) Indumentaria de protección:
    El personal debe conocer y concienciarse sobre los riesgos potenciales o no que existen en el Área Quirúrgica y protegerse frente a los mismos.
    • Delantales plomados: Ante la exposición contra radiaciones ionizantes.
    • Protectores de tiroides y gafas plomadas: Cuando la exposición a las radiaciones es muy cercana (se recomienda a 1 m.).
    Gafas: Para protección de salpicaduras (ver mascarillas) en el campo quirúrgico o durante el lavado del instrumental. Gafas para láser: Para proteger los ojos de las fuentes de láser.
    Gafas quirófano

    Guantes: Se deben utilizar guantes no estériles de látex o vinilo para manipular o limpiar cualquier material o instrumento contaminado y sólo deben llevarse durante ese período y no de forma continuada. Así mismo, se usarán para la canalización de vías y otras maniobras en las que pueda existir contaminación por fluídos. Los objetos limpios y equipos estériles, no deben manipularse con guantes contaminados. Los guantes estériles deben ser utilizados por el equipo esteril en cualquier procedimiento invasivo. - Guantes de protección anticorte: de fibra de spectra, que solo protegen de cortes por bisturí, no de los pinchazos. - Guantes antipinchazo: (en zona de dedos) de menos sensibilidad y dudosa eficacia. Aunque se sabe que a mayor número de capas que atraviese la aguja disminuye el riesgo de contaminación. - Guantes de plomo: Para protegerse de la radiación.
    Batas: Son recomendables las batas de tejido hidrófugo para repeler y aislarnos de los fluidos, desechables (de tejido sin tejer por ejemplo SONTARA, o poliester trilaminar) o reutilizables de poliester. - Estériles para el campo quirúrgico y maniobras anestésicas. - No estériles para protegernos de salpicaduras (limpieza de materiales...). En general, las batas han de ser resistentes a la penetración de líquidos y sangre, ser cómodas y no producir un calor excesivo. La zona de la espalda no se considera estéril, así como la región por debajo del nivel de la mesa una vez puesta la bata y por encima del codo. Aun así, se recomiendan usar batas estériles que se crucen sobre la espalda.

    LAVADO DE MANOS
    Las manos son el principal vehículo de contaminación exógena de infección hospitalaria, por ello los tipos de lavado de manos son:
    • Higiénico: se realiza con agua y jabón neutro, tras determinados procedimientos o actuaciones.
    • Quirúrgico: es el proceso dirigido a eliminar el mayor número posible de microorganismos de las manos y antebrazos mediante lavado mecánico y antisepsia química antes de participar en un procedimiento quirúrgico. El lavado quirúrgico se realiza inmediatamente antes de colocarse la bata y los guantes estériles en cada intervención quirúrgica

    CIRCULACIÓN EN EL ÁREA QUIRÚRGICA
    De la misma manera que existe una normativa aplicada al personal en cuanto a la indumentaria de entrada al Área Quirúrgica, existe una circulación específica de personal, paciente y material.

    Personal: El acceso al Área se realizará siempre a través de los vestuarios donde una vez colocada la indumentaria adecuada se entrará en zona limpia, es decir, pasillo limpio, antequirófano, zona intermedia, almacenes y sala operatoria.

    Paciente: El acceso al Área se realizará siempre a través de la puerta central de acceso de camas donde pasa el enfermo directamente a zona limpia. Tras la intervención pasa a la zona de pasillo de sucio donde está ubicada la URPA (en proceso de cambio). La tendencia actual es disponer de un sistema de transfer para pacientes de entrada y salida por zona limpia no accediendo el paciente a zona sucia.

    Materiales: La circulación de materiales debe hacerse de zona limpia a zona sucia y nunca al revés. Los materiales enviados desde la Central de Esterilización a través de los montacargas de zona limpia que se utilizan estériles, tras su uso, pasan del quirófano a pasillos de zona de sucio, donde se encuentran los lavaderos con dotación de pistolas en los que se procede a su deshecho o limpieza, pasando nuevamente a la Central de Esterilización por los montacargas de sucio, para su nuevo procesamiento. En su mayoría instrumental quirúrgico y diversos materiales.

    Limpieza, asepsia y esterilización en quirófano: Normativa aplicada al material


    INTRODUCCIÓN
    Como norma general todo el material o instrumental que llega de la Central de Esterilización se encuentra ubicado en almacenes de limpio. En las zonas intermedias de los quirófanos y por especialidades existe un pequeño stock de paquetes de pequeño instrumental. Algunas especialidades por sus características disponen de almacenes propios donde también se ubica material protésico.

    INSTRUMENTAL Y MATERIAL ESTÉRIL
    El material estéril que llega en el montacargas, se recogerá con sumo cuidado para que,tanto el instrumental como sus embalajes, no se deterioren . En el momento en que se detecte cualquier rotura o anomalía en los embalajes o cajas de material, se devolverán, previo aviso, a la Central de Esterilización para su nuevo procesamiento. Las cajas de mayor peso se colocarán, en la balda correspondiente a su especialidad, a la altura aproximada del tronco de la persona. Nunca por encima de la altura de los hombros o por debajo de la cintura, con ello se evita sobrecargar la espalda y realizar movimientos inadecuados para la salud. El instrumental específico de las zonas intermedias o de los almacenes de especialidades, marcado previamente con el número del quirófano al que pertenece, se llevará a la zona intermedia correspondiente. Tanto el material como el instrumental se almacenarán teniendo en cuenta su fecha de caducidad y/o esterilización. Las fechas de caducidad se revisarán regularmente para evitar encontrar material no disponible para su uso.

    Existe un calendario de revisión de las mismas en base al tiempo de seguridad recomendado:
    • Contenedores metálicos con filtro: c/ 3 meses
    • Paquetes con doble papel crepé verde: c/ 2 meses
    • Paquete papel mixto: c/ 6 meses
    • Paquete papel mixto doble: c/ 12 meses

    El instrumental que se saca a la mesa de la enfermera instrumentista ha de contarse al comienzo de la intervención, al comenzar el cierre de la herida quirúrgica y al final de la intervención. Durante la intervención, el instrumental se mantendrá lo más limpio posible . El instrumental se sacará al finalizar la intervención en un cestillo, abriendo aquellas pinzas que tengan articulación para su correcta limpieza. El instrumental delicado no irá mezclado con el resto. Antes de sacar el instrumental, se retirará todo el material cortante y punzante a los contenedores que existen a tal efecto.

    LIMPIEZA DE INSTRUMENTAL:
    • El instrumental de las cajas que no lleve canales de trabajo (endoscopios) se sumergirá en agua con jabón desinfectante durante 10-15 minutos o según instrucciones del fabricante, para retirar la materia orgánica, ya que posteriormente, se enviará a esterilización para su limpieza a máquina y posterior esterilización.
    • El instrumental de paquete bajará limpio, seco, empaquetado y rotulado.
    • Todo el instrumental irá limpio y seco en aquellos turnos en los que no funcione la Central de Esterilización.
    • Todo el instrumental o material endoscópico con canales de trabajo o delicado, se limpiará con jabón enzimático y pistolas de agua y se enviará limpio y seco para esterilizarse.
    • Todo el instrumental articulado, endoscópico con llaves de paso de fluídos, y el desmontable, se lubricará una vez limpio y seco.
    • Todo el instrumental compuesto de varias piezas hay que desmontarlo, limpiarlo, secarlo, lubricarlo y volverlo a montar.
    • Cualquier instrumental roto o defectuoso se entregará a la Supervisora para su reparación y en su lugar se repondrá con una pieza nueva o en su defecto apuntarlo en la tarjeta de la caja.
    • La enfermera contará y revisará el instrumental de las cajas, anotando su nombre en la tarjeta que va en el interior de la caja, donde quedará constancia de si el contaje es correcto o falta alguna pinza, en este caso se buscará.
    Limpieza quirófano

    Limpieza, asepsia y esterilización: Normativa aplicada a las zonas del Área Quirófano


    LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DEL QUIRÓFANO Y RESTO DE DEPENDENCIAS
    El objetivo principal de la limpieza es reducir el número de microorganismos del medio para evitar su difusión. La limpieza rigurosa es el paso obligado antes de poner en marcha cualquier método de desinfección.

    Material de limpieza: El material de limpieza destinado a la zona de quirófano se diferenciará perfectamente del destinado a otras zonas, no saldrá nunca del lugar de uso y está compuesto por:
    • Dos soportes de barrido húmedo: uno en zona limpia, otro en zona sucia.
    • Cuatro cubos: dos en zona limpia, dos en zona sucia.
    • Dos carros lava-mopa de doble cubo (cubo «limpio« con DD y cubo «sucio» de aclarar).
    • Dos fregonas con mango de aluminio.
    • Cuatro paños: dos zona limpia, dos zona sucia.
    • Dos spray con D.D. (Detergente desinfectante)
    • Dos estropajos: uno para vertederos y WC, y otro para lavabos.
    • Gasas de barrido húmedo.

    Substancias para la limpieza.
    • Hipoclorito sódico.
    • Asociación de aldehídos.

    Operaciones a realizar y la frecuencia de las mismas.
    • Limpieza de suelo:
    - Barrido húmedo con soporte y gasa.
    - Fregado con mopa de doble cubo y solución de D.D.
    • Limpieza del mobiliario:
    - Con bayeta impregnada en solución de D.D.
    Además existe un registro de control del estado de la limpieza en los quirófanos.

    Metodología a seguir en la limpieza.
    • Antes de iniciar la intervención: - 30 minutos antes de iniciar la actividad quirúrgica deben limpiarse todas las superficies planas (mobiliario y suelos) con un paño húmedo. - Las superficies planas incluyen antequirófano, quirófano y zona intermedia. - La limpieza húmeda se realizará con un paño limpio humedecido en un detergente desinfectante.
    • Limpieza entre intervenciones: - Se retirarán todas las bolsas de ropa. - Se retirará el material de desecho. - Se limpiarán las superficies horizontales, las verticales (paredes), únicamente cuando existan salpicaduras de sangre. - La limpieza del suelo se realizará de dentro hacia fuera, y en zig-zag, con agua y aldehídos, movilizando el mobiliario: aparatos, palos de goteo, etc. - Observar si se precisa: limpiar cubos de plástico, papeleras y colocar bolsas de plástico siempre. - Limpieza de lámpara central.
    • Limpieza al finalizar la actividad quirúrgica: - Retirar la ropa y material de desecho. - Incluirá limpieza de lámpara, carriles, filtros rejillas, cristales, etc., así como una limpieza de todas las dependencias del área. - Limpiar todos los muebles con un desinfectante químico: .Las ruedas y armazones de los muebles y el equipo se limpian de hilos o restos de materia orgánica. .Limpiar también los puntos de luz, terminales de las tomas de gases y lámparas de quirófanos, aparatos, etc. .De la misma manera todas las torretas o soportes que cuelgan del techo. .Limpiar tarimas, soportes y cubos. .Verificar los pomos y zonas de roce de las puertas. .Limpieza de armarios de aparataje. - Los lavabos quirúrgicos se limpian totalmente a diario. Las cabezas de los grifos y de los jabones se sueltan y se limpian diariamente; se añadirá desinfectante en los desagües para evitar contaminaciones retrógradas. - Los carros de transporte de material se limpian diariamente con atención especial a las ruedas y armazones.
    • Limpieza del resto de dependencias: En las dependencias ajenas al propio quirófano, los muebles se limpiarán con paño impregnado en solución de D.D. El suelo se limpiará con barrido húmedo y fregado con mopa. Estas dependencias son: - Pasillos. - Antequirófano. - Esclusas. - Zona de lavado quirúrgico. - Almacenes. - Despachos médicos y salas contiguas. Para ver las frecuencias de limpieza de estas dependencias, muebles.,

    Mantenimiento del material de limpieza
    • Nunca se utilizará el material propio de zona limpia para realizar la limpieza de zona sucia.
    • Después de realizar la limpieza en un quirófano, se someterá el material a un proceso de lavado y desinfección con D.D. (detergente desinfectante).
    • Se utilizará el sistema de doble cubo.
    • Finalizada la jornada de trabajo en cada turno, se someterán todos los utensilios a un proceso de lavado con solución de D.D. dejándola actuar 5 minutos como mínimo antes de secarlos.
    • Se realizará limpieza diaria de cubos de basura y sus correspondientes carros de transporte.
    • Este material permanecerá almacenado en los correspondientes cuartos de limpieza.

    MANTENIMIENTO DEL ENTORNO QUIRÚRGICO
    • Lo eficaz es la limpieza de las superficies horizontales y la ventilación adecuada (filtración del aire, renovaciones, hiperpresión, etc.). Mantener durante el proceso de limpieza cerradas las puertas de los quirófanos, para asegurar la renovación y limpieza del aire.
    • La limpieza de las superficies verticales (paredes), salvo si existe contaminación macroscópica, salpicaduras, etc., se realizará 1 vez cada 15 días o con periodicidad mensual, sacando al antequirófano todo el mobiliario del quirófano, dejándolo vacío. Es conveniente, llevar un registro de este procedimiento.
    • La superficie externa de las rejillas de entrada y de salida del aire se limpiará diariamente. Con periodicidad semestral, se procederá a su desmontado para realizar una limpieza completa y posterior desinfección. Debido a que esta operación puede generar polvo, se tomarán las siguientes precauciones: - Siempre se realizará con el quirófano vacío. - Seguirá funcionando la climatización para eliminar las partículas presentes en el aire. - Se esperarán 12 horas para favorecer la sedimentación de las partículas, procediéndose posteriormente a la limpieza de todas las superficies antes de la reutilización del quirófano.
    • Todos los aparatos que tengan ventilador deberán limpiarse fuera del quirófano mediante soplado.
    • Después de una intervención considerada sucia, se efectuará la misma limpieza, no siendo necesario cerrar el quirófano durante horas o realizar fumigación ambiental, ya que durante el tiempo que se realiza la limpieza (aproximadamente 20') si las puertas del quirófano permanecen cerradas y las condiciones de climatización son correctas (aire filtrado 15-20 renovaciones aire/hora) durante ese tiempo se producen 4-6 cambios de aire completos, suficientes para eliminar cualquier bacteria desprendida en el aire, y el resto que se habrán depositado sobre las superficies horizontales y se eliminarán con la limpieza.

    Fundamentos de la asepsia en quirófano


    En el Área Quirúrgica hay que cumplir estrictamente las normas de una técnica estéril para la seguridad del paciente. Esta conducta refleja el grado de profesionalidad del personal.

    • En el campo estéril, sólo se utiliza instrumental y material estéril.
    • Las personas con indumentaria estéril utilizan bata y guantes.
    • El campo estéril se prepara inmediatamente antes de empezar la intervención.
    • Las mesas sólo son estériles hasta el nivel de la mesa.
    • Las personas con indumentaria estéril sólo deben tocar instrumentos estériles y deben evitar entrar en áreas no estériles.
    • Las personas con indumentaria no estéril sólo deben tocar instrumentos no estériles y deben evitar invadir el campo estéril.
    • Los bordes de cualquier envoltorio o contenedor estéril deben ser considerados no estériles.
    • Las áreas estériles deben ser controladas continuamente por observación directa.
    • Las personas con indumentaria estéril deben permanecer en el área estéril y reducir al mínimo el contacto con las superficies estériles (no apoyarse sobre el paciente o mesa).
    • La destrucción de la integridad de la barrera antimicrobiana favorece la contaminación.

    La esterilidad no admite concesiones. Cada persona del equipo debe hacerse responsable de su papel en el control de la infección.

    Siempre hay que tener la mayor certeza de esterilidad, esta certeza radica en el hecho de que se han cumplido los criterios necesarios y que se han comprobado todos los factores que influyen en el proceso de esterilización. El incumplimiento de las normas puede suponer un compromiso para la vida del paciente. El personal de quirófano conoce la importancia que tiene conseguir una técnica con un nivel de esterilidad elevado.

    Limpieza quirófano: Prevención de la infección de localización quirúrgica


    Información para pacientes y cuidadores
    Suministrar a los pacientes y cuidadores información clara, consistente y comprensible y consejo a través de todos los estadios de su asistencia. La información debe incluir: Los riesgos de las infecciones de localización quirúrgica, cómo prevenirlos y cómo son controlados utilizando un proceso asistencial integrado. Cómo identificar una infección de localización quirúrgica y con quién contactar en caso de que estén preocupados. Cómo cuidar la herida después de dado de alta. Cuándo deben recibir antibióticos antes y después de la intervención.

    Fase preoperatoria
    • Ducha. Aconsejar a los pacientes ducharse el día previo o el de la intervención.
    • Eliminación del vello. No eliminar el vello de forma rutinaria para reducir la infección de localización quirúrgica. En caso necesario, utilizar maquinillas con cabezal de un solo uso el día de la cirugía más que cuchillas, que incrementan el riesgo de infección de localización quirúrgica.
    • Vestimenta. Suministrar a los pacientes vestimenta de quirófano específica para la intervención, con consideración a su dignidad y comodidad. El personal debe vestir ropa de quirófano no estéril, que sea de distinto color que la del resto del hospital, en todas las áreas del quirófano, y restringir sus movimientos fuera y dentro del área a un mínimo. El equipo quirúrgico debe quitarse antes de la intervención las uñas artificiales y la pintura de uñas y las joyas de las manos.
    • Descontaminación nasal. No realizar rutinariamente descontaminación nasal con antimicrobianos tópicos para eliminar el estafilococo dorado y reducir el riesgo de infección de localización quirúrgica.
    • Enema. No utilizar enemas de forma rutinaria para reducir el riesgo de infección de localización quirúrgica.
    • Profilaxis y tratamiento antibiótico. Suministrar profilaxis antibiótica a los pacientes antes: - De una cirugía limpia con prótesis o implantes. - Cirugía limpia-contaminada. - Cirugía contaminada. Suministrar tratamiento antibiótico (además de la profilaxis) para pacientes con cirugía sobre una herida sucia o infectada. Considerar el suministrar una dosis única de profilaxis antibiótica al inicio de la anestesia, o más temprano para aquellas intervenciones en las que se utiliza torniquete. Repetir la dosis si la intervención dura más que la mitad de la vida del antibiótico suministrado. No utilizar la profilaxis antibiótica de rutina para cirugía limpia, no complicada y que no incorpore la implantación de una prótesis.

    Fase intraoperatoria
    • Descontaminación de manos. Antes de la primera operación los miembros del equipo quirúrgico deben lavarse las manos con una solución antiséptica quirúrgica usando un palillo para las uñas, y se debe asegurar que las manos y uñas están manifiestamente limpias. Antes de las operaciones siguientes, lavarse las manos con una solución hidroalcohólica o una solución antiséptica quirúrgica. Si se manchan las manos deben volver a lavarse otra vez con una solución quirúrgica antiséptica.
    • Vestimenta y guantes estériles. El equipo quirúrgico debe llevar vestimenta estéril en el quirófano durante la intervención. Considerar ponerse dos pares de guantes estériles cuando haya un elevado riesgo de perforación del guante y las consecuencias de contaminación son graves.
    • Compresas para la incisión. Si se precisan utilizarlas impregnadas con iodoforo salvo que el paciente sea alérgico al yodo.
    • Preparación de la piel con antiséptico. Preparar la piel en el área quirúrgica inmediatamente antes de la incisión utilizando una preparación antiséptica (clorhexedina o povidona iodada).
    • Diatermia. No utilizar diatermia para la incisión quirúrgica para reducir el riesgo de infección de localización quirúrgica. Mantener la homeostasis del paciente Mantener una oxigenación, perfusión y temperatura adecuados durante la intervención. No administrar insulina rutinariamente a pacientes que no tienen diabetes para reducir el riesgo de infección de localización quirúrgica mediante el control de los niveles de glucemia postoperatorios.
    • Irrigación de la herida y lavado intracavitario. No utilizarlo como método para reducir el riesgo de infec ción de localización quirúrgica. No se necesita la aplicación de antisépticos o antimicrobianos sobre la herida quirúrgica antes de cerrarla.
    • Apósitos. Cubrir la incisión con un apósito adecuado al final de la operación.

    Fase postoperatoria
    • Limpieza postoperatoria y cambio de apósitos. Aconsejar a los pacientes que se pueden duchar a las 48 horas de la cirugía. Utilizar una técnica "aséptica" sin contacto para cambiar o retirar los apósitos quirúrgicos. Utilizar suero estéril salino para la limpieza de la herida durante las primeras 48 horas. Utilizar agua corriente después de las 48 horas si la herida quirúrgica se ha separado o ha sido abierta para drenar pus.
    • Herida cicatrizada por primera intención. No utilizar agentes antimicrobianos tópicos para reducir el riesgo de infección de localización quirúrgica.
    • Herida cicatrizada por segunda intención. Referir al paciente al servicio de cirugía plástica para asesorar sobre el uso apropiado de apósitos interactivos. No utilizar soluciones cloradas y gasa, gasa de algodón húmedo o soluciones antisépticas de mercurio.
    • Tratamiento de la infección de localización quirúrgica. Cuando se sospecha de infección de la herida quirúrgica, tanto de nuevo o por fracaso del tratamiento, utilizar un antibiótico que cubra a los probables organismos causales, teniendo en consideración los patrones de resistencia local y los resultados de las pruebas microbiológicas. Si es necesario el desbridamiento no utilizar soluciones clo radas, gasas, dextranómeros o tratamientos enzimáticos.

    Servicios especializados
    Es necesaria una asistencia estructurada al cuidado de las heridas quirúrgicas (incluyendo evaluaciones preoperatorias para identificar individuos con problemas de cicatrización de la herida quirúrgica) para mejorar su tratamiento.